Las mamás: heroínas de la vida real

Comunidad

Conoce la historia de algunas mujeres cuya vocación laboral se une con la de ser madres

Mamá/Foto: Dany Béjar

Axel Rivas

Nadie niega que la mamá es uno de los núcleos de la familia, y este 10 de Mayo es posible que sea una de esas fechas especiales en la que se disfruta un tiempo de calidad con la persona que dio la vida y que a lo largo de su vida enfrenta múltiples retos, algunas hasta en situaciones de riesgo que pueden comprometer su salud.

Este es el caso de Angélica Saucillo, una madre de dos hijos y enfermera con 15 años de experiencia en el campo de la salud y que dada la situación actual ahora tiene que enfrentar en primera línea al covid 19, pone en riesgo su salud y la de su familia, lo cual puede llegar a ser extenuante por estar en constante actividad tratando pacientes y viendo a sus hijos.

"Es una labor muy bonita, muy apasionante para nosotras las enfermeras, es algo que día a día uno tiene con toda la intención de ayudar a las demás personas a calmar el dolor y a mejorar su estado de salud, y junto con ser madre es muy gratificante porque es una parte muy diferente al trabajo", señala.

Pese a ello, le encanta su trabajo, y el tiempo que no utiliza para trabajar lo dedica a estar en casa con sus dos hijos mayores, de los cuales Angélica cuenta que se han llegado a preocuparse debido a que su mamá está cara a cara con  pacientes con coronavirus.

"Es una parte donde nosotros somos madres, damos lo mejor a los hijos y a la familia y en cuestión trabajo es una profesión muy dignificante y muy humana", añadió.

Afortunadamente Angélica no se ha contagiado de covid-19, incluso ya fue vacunada con su segunda dosis del laboratorio Pfizer y comenta que desde entonces se siente más segura y tranquila cada que va a trabajar.

 "Es mucha tranquilidad el saber que ya estamos vacunados y que nos vamos a enfrentar con covid, pero ya sabiendo que ya va a ser menor el daño y siguiéndonos protegiendo", agregó.

Asimismo, cuenta que seguirá lista ante cualquier reto que su trabajo conlleve, aunque para ella es un estilo de vida.

Mamá médica

Y ahora tenemos el caso de Andrea Érika Oliveros, una madre de 35 años con dos hijos pequeños y que lleva casi 20 años de experiencia como paramédica del cuerpo de Bomberos, gracias a que desde los 15 años comenzó sus prácticas en la Cruz Roja; sin embargo, debido a que su trabajo implica estar alerta las 24 horas del día, ver a sus hijos y salvar vidas al mismo tiempo se ha vuelto extenuante.

 "Son 24 horas las que trabajamos aquí, descansamos dos días pero al día siguiente que salgo de trabajar pues obviamente llegamos un poquito cansados y pues hacer el quehaceres de la casa", cuenta.

Incertidumbre y temor son dos de los sentimientos que cada día Andrea tiene que sentir por la riesgosa labor que implica su trabajo por no saber si llegará a salvo a su hogar.

"Sí es riesgoso, y existe la incertidumbre, sobre todo los eventos de alto impacto, ahorita como está la seguridad aquí en el municipio sí a veces si se llega a tener un poquito de miedo el no regresar a tu casa", añadió.

El tiempo que más ha pasado sin ver a sus hijos debido a la contingencia ha sido de seis  meses, esto con el objetivo de no contagiarlos, pero, una vez se reencontraron, los sentimientos salieron a flote.

 "Fue con una emoción, estuvieron en casa de mis papás los seis meses del principio de la contingencia sanitaria y el día que nos volvimos a reencontrar si fue muchísima emoción." relató.

Lamentablemente Andrea terminó contagiada justo a inicios de la contingencia sanitaria, solo que los síntomas no fueron graves y al día de hoy se encuentra preparada ante cualquier emergencia que se le cruce sin abandonar la tarea de ser madre y salvar vidas al mismo tiempo.

Además, ama su trabajo, el cual considera más un estilo de vida y una pasión, y con los contagios por coronavirus a la baja, Andrea finalmente le puede dedicar más tiempo a sus pequeños, a quienes les dedica todo su descanso.

Mamá finanzas

Y volviendo al tema de salud, tenemos por último el caso de María Guadalupe, una madre de dos hijos menores de 15 y 9 años, quien trabaja como jefa de recursos financieros en el Hospital de las Joyas, quien en los últimos días ha tenido que trabajar jornadas que le consumen más del tiempo que suele utilizar.

"Sí ha sido un poquito difícil porque en ocasiones son jornadas largas las que tenemos que estar aquí en el hospital y sobre todo cuando hay apoyos por alguna contingencia o prácticamente la carga si es bastante pero ahí nos adaptamos a los tiempos para no descuidar también a lo que es la familia", cuenta María.

Menciona que, como no ha tenido que trabajar directamente en la zona covid-19, miedos no tiene, ya que estar en el ámbito de la salud la ha ayudado a conocer más del tema en cuestiones de medidas preventivas e higiene.

Y pese a que María no está precisamente en la zona covid, ella y sus hijos se contagiaron, lo que los orilló a resguardarse en sus casas manteniendo las medidas de precaución, aunque para su fortuna los síntomas fueron ligeros sin complicaciones.

Desgraciadamente, la parte más difícil de su trabajo ha sido presenciar y documentar las muertes por covid, incluso registrando el deceso de familiares y amigos en el sistema.

A pesar de todo, nada la ha hecho parar en su trabajo, y con la baja de contagios y las vacunas adelante, María ya puede pasar mayor tiempo de calidad con sus hijos.

Y, así como ellas, miles de madres siguen dando de qué hablar por la gran labor que implica cuidar de la familia, y para este 10 de mayo, de acuerdo con la Secretaría de Salud, el mejor regalo que le puedes dar a tu madre es la salud.




NOTAS MÁS VISTAS