Niños de oriente de Edomex, quieren ser sicarios o narcos: Samech

La institución propone una educación militarizada para alejar a los menores de la denominada “narcocultura”.

Se les enseña con disciplina. (Zuleyma García)

Zuleyma García

Para combatir las malas conductas de los llamados niños problema en el Estado de México un grupo de ex militares formaron la primera escuela militarizada en la zona oriente del Valle de México.

Se trata del Instituto Samech, agrupación sin fines de lucro, que pretende educar y formar a través de las artes y el deporte a los pequeños más rebeldes de la zona oriente de la entidad.

"Somos una institución militarizada sin fines de lucro que buscamos principalmente la enseñanza y capacitación de los niños por medio de una disciplina militar... ".
"Lo que buscamos es primeramente que los jóvenes tengan mucha disciplina y carácter y que tengan una buena formación académica y que sean mejore personas y ciudadanos", explicó el teniente mayor, José Soria Cedillo.

Con ayuda de capacitadores, cada fin de semana alrededor de 30 jóvenes de municipios como Chalco, Valle de Chalco Solidaridad, Los Reyes y Nezahualcóyotl, reciben clases de paracaidismo, natación y tiro con arco.



"La gente que tiene problemas de disciplina con su niño los manda con nosotros para para disciplinarlos, pero también hay parte de enseñanza de arte y deporte porque pensamos que sólo a través de la actividad física y de una mayor apertura se logrará educar a las nuevas generaciones", agregó.

De hecho, el instituto en años recientes ha detectado un aumento en las preferencias de la niñez hacia la narcocultura en los barrios más pobres del Estado.

"Una investigación que hicimos nos alertó mucho porque preguntamos a los chicos de esta zona que qué querían hacer de grande y nos respondieron sicario o narco, entonces esto nos da el interés de crear el primer internado militarizado de México y de ahí sacar a los chavos de los vicios y de su desintegración familiar", dijo.

Por ahora, los integrantes de Samech buscarán ingresar a la federación Nacional de Arquería para ofrecer una mayor oferta deportiva para los jóvenes problema que les permita alejarse de las malas conductas.

De realizarse, este sería el primer internado militarizado en el Estado de México, por lo que, "estamos tratando de conseguir los recursos vendiendo chicles y haciendo labor social".



Actualmente este modelo de educación civil se ha replicado en otros sitios del país como Sonora, Guerrero y Coahuila, donde por más de cinco años ha logrado recomponer la vida de más de ocho generaciones.

"Estos niños, de 8 años en adelante, han participado en el concurso nacional de fotografía con el cual se codean con los mejores fotógrafos del mundo, pero quiero aclara que cualquier persona puede ingresar siempre y cuando tenga las ganas de incorporase con nosotros y que tenga el deseo de superarse”.

"Como seres humanos decimos no podemos saltar o brincar pero cuando te das cuenta que puede superar tus propios obstáculos es cuando descubren que hay una nueva forma de vida", finalizaron.

LC

NOTAS MÁS VISTAS