Perredistas y ex funcionarias, infiltradas en protesta de mujeres, dice Sheinbaum

La jefa de Gobierno señaló que en la manifestación del lunes hubo "infiltradas", en las que se puede observar integrantes del PRD y ex funcionarias; activistas acusan desviación del tema importante: las agresiones a mujeres.
Marcha de mujeres en la SSC y PGJ en CdMx. (Araceli López)

Jorge Almazán y Melissa Del Pozo

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, advirtió que al revisar los videos de los destrozos que se cometieron en la PGJ y la agresión con diamantina al secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta, el pasado lunes, se identificó que hubo infiltrados, algunos de ellos perredistas y hasta ex funcionarios de la pasada administración.

“Hoy vi algunas imágenes de la manifestación y ahí fue donde me percaté, igual que muchas otras personas, de que había gente que son… estaban en la manifestación, ya que cada quien saque sus conclusiones”, dijo.

La mandataria capitalina no dio nombres de los posibles implicados del en dichos eventos, ya que hay una investigación abierta y será la procuradora Ernestina Godoy quien se encargue de hacerlo toda.

Sin embargo, fuentes oficiales aseguraron que se trata de Yndira Sandoval, quien tuvo mayor participación en los hechos, mientras que en menor acción se ve a Rosa María Cabrera.

Yndira Sandoval, fue secretaria de Gobierno capitalina en la administración anterior, además de directora de unidades habitacionales de Inmujeres y que incluso, se dice, moviliza a integrantes del Constituyente de Mujeres en contra del gobierno de la ciudad actual y en favor del PRD.

También se habla de Rosa María Cabrera, quien era consejera nacional y ocupaba un cargo en el departamento de relaciones internacionales del PRD y como consejera nacional de este instituto político.


Cabe destacar que Ángel Ávila, integrante de la dirigencia nacional extraordinaria del PRD, aseguró que Yndira Sandoval ya no pertenece a las filas del partido, por lo cual ese instituto político se deslinda de sus acciones.

En entrevista con Elisa Alanís para MILENIO Televisión, la activista de los Derechos Humanos de las Mujeres y fundadora de Todas MX, Yndira Sandoval; la especialista, Patricia Olamendi y la ex senadora del PRD, Angélica de la Peña advirtieron que la Ciudad de México "no es segura para las mujeres".

Coincidieron en que las autoridades huyen de su responsabilidad y lamentaron la falta de acción y empatía de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, con la alza de delitos contra las mujeres.

Sandoval lamentó que las mujeres no estén seguras "ni en calles, universidades, ni en transporte público y ahora ni con las mismas autoridades", mientras que Olamendi reveló que hay impunidad en el 99 por ciento de las carpetas de investigación de la Procuraduría de Justicia capitalina.

Reprochan persecución a manifestantes

Detrás de las pancartas, los vidrios rotos y las protestas del lunes pasado, hay mujeres que desde hace mucho tiempo y en repetidas ocasiones han sufrido violencia sexual. La indignación por la falta de acciones concretas en contra de quienes ejercen esas agresiones, las sacaron a las calles y ahí las mantendrán.

Yndira Sandoval, integrante de Las Constituyentes, uno de los muchos colectivos que convocaron a la manifestación a las afueras de la SSC y posteriormente en la PFGJ, lamenta que el foco de la protesta sea por la diamantina o por las puertas y hacer de ello una persecución política, en lugar de hacer del la violencia sexual un tema de emergencia nacional.

Sandoval señaló que la “manifestación fue el resultado de una rabia incontenida, pero para nada nos arrepentiremos de ello. Ya no aceptábamos un no por respuesta y me parece muy delicado que la respuesta a su incompetencia sea que fue una provocación, esto es una denuncia clara y no es justo que traten de desvirtuarlo”.

Las Constituyentes son un grupo de mujeres que se integró hace un par de años y que tiene como objetivo difundir información sobre los derechos de las mujeres en México. Sandoval señala que la manifestación que realizaron se promovió a través de las redes sociales y quienes se sumaron a la protesta, lo hicieron sin presiones ni promovidas por partidos políticos, como han intentado señalar.

Además, se sumaron los colectivos como la RedNoEstásSola, Muxeres Resistencia, Nos Queremos Vivas, Ni Una Más, Libres y Combativas y el Círculo Feminista de Análisis Jurídico, red que además brindará acompañamiento legal a aquellas mujeres que resulten con alguna imputación penal por los daños al inmueble de la Procuraduría capitalina.

Verónica Berber, vocera del Círculo, dijo que aunque no todas las integrantes de ese colectivo están de acuerdo en el uso de la fuerza y la violencia que se ejerció en la protesta anterior o las consecuentes, las abogadas de ese colectivo defenderán de manera gratuita a las compañeras que enfrenten algún proceso por dicha acción.

“La intención no ha sido contra este gobierno en particular, no tenemos la intención de desestabilizar, fuese este, el pasado o el pasado antes de él, estaríamos protestando de la misma manera, en ningún espacio nos hemos sentido seguras, solo que hoy estamos hartas”, dijo Berber.

Patricia Olamendi, doctora en Derecho dijo que “hay una motivación muy grande para este tipo de situaciones que tiene que ver con el nivel tan alto de impunidad y que existe en la ciudad, desde antes de que se solicitara la alerta de género”.

Olamendi dijo que las autoridades, en específico Claudia Sheinbaum, desconocen que el delito de violación por parte de autoridades es un acto de tortura, lo que obligaría al estado a la investigación del caso de manera inmediata.

“Se equivocan en no reconocer que los medios de pruebas es ahora del Ministerio Público, no de la víctima, puesto que la violación es un delito que se persigue de oficio. la víctima pudo haber no querido continuar con la denuncia, pero ellos tuvieron que actuar por tratarse de un delito grave y no esperar a que la víctima ratifique la denuncia”, explicó.

Olamendi, quien respaldó las manifestaciones del lunes, dijo que las declaraciones de la jefa de Gobierno sobre provocación, es la misma palabra que se usa en el argot para decir que la mujer provocó la violación por la ropa que usaba o porque no hacía lo que el hombre le pidió. 

"Usar la misma palabra, me parece una calificativo grave de parte de una mujer que en pasado estaba de este lado”", afirmó.

Los colectivos de mujeres continuaran con las protestas en diversos puntos de la Ciudad de México y el Estado de México en los días subsecuentes.

RLO

NOTAS MÁS VISTAS