“Yo quería ser futbolista, pero no se dio; estaba chaparrito y bien flaco”

LADO B

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Nuevo León a la alcaldía de Escobedo asegura que su infancia fue difícil, pero feliz, pues se la pasaba entre los puestos de mercados ambulantes, a donde acompañaba a su madre a vender.

Andrés Mijes. Foto: Leonel Rocha

Carolina León

Porque asegura que la palabra “imposible” no existe para él, Andrés Concepción Mijes Llovera ha logrado hacer frente a los retos que le ha dado la vida, pues considera que el vivir etapas difíciles forjaron su ser.

Con tan solo 57 años, Mijes Llovera busca por primera vez ser alcalde de General Escobedo, municipio que lo recibió desde hace décadas y al que espera poder ayudarlo a seguir transformándose. 

El actual candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Nuevo León, originario de Tampico, Tamaulipas, pasó de ayudar a su madre a vender en un mercado rodante a desempeñar puestos importantes en administraciones municipales y directamente en el gobierno del estado.

El vivir en carne propia los problemas e injusticias que enfrentan los comerciantes informales, dice, fue lo que le dio pie a estudiar algo para erradicar la problemática.

Ante la falta de oportunidades de desarrollarse decidió a los 16 años dejar su casa en Tampico estudiar en Nuevo León la carrera de Ciencias Políticas, sin saber que en Escobedo encontraría su nuevo hogar.

A pesar de que por el momento no tiene tanto tiempo para distraerse, debido a que busca dar un paso importante en su carrera, reconoce que los partidos de futbol soccer son su escape y en lo que le gusta pasar el rato con su familia.

¿De dónde es originario?

Yo soy de Tampico, Tamaulipas.

¿Desde cuándo decidió vivir en Nuevo León?

Yo vine a estudiar aquí en 1980, pero ya de cajón decidí sentar raíces aquí desde 1991. Ya me hice regio por adopción, regio escobedense por adopción.

¿Cómo fue su infancia?

Fue una infancia difícil y alegre la vez, porque siempre me he caracterizado por ser alegre. Mi infancia me la pasaba entre puestos, me la pasaba en ir a vender e ir a la escuela.

¿Trabajó directamente en los mercaditos?

Sí, siempre ayudando a mi mamá. Ella fue puestera, vendía aretes y collares en una tablita, mi papá era chofer de un camión.

¿Qué le gustaba hacer de niño?

Me gustaba jugar futbol. De hecho, yo quería ser futbolista, pero no se dio. Ya ven lo que dicen los entrenadores, no tienes cuerpo de futbolista y yo estaba chaparrito y bien flaco.

¿Cuál fue la principal enseñanza que le dejó el tener que vivir entre mercados? 

Lo que me marcó mucho es ver tanta injusticia en la calle, que cuando vives en la calle te das cuenta de muchas cosas

Ya de joven, ¿cómo fue? 

Fui muy alegre, jovial, muy bromista, pero también era buen estudiante.

¿Desde cuándo le interesó estar en la política?

Desde joven, desde que decidí estudiar Ciencias Políticas, poco a poco me metí en los partidos a colocar calcas y de ahí poco a poco fui avanzando.

¿Se considera un buen parrillero?

Me considero buen parrillero, no me gusta improvisar metiendo muchos condimentos a la carne.

¿Cómo se prepara una buena carne asada?

Para mí una buena carne es con un poco de sal, para así saborear su sabor, su textura. No hay nada mejor que un pedazo de carne asado sazonado con pura sal, me gusta el término tres cuarto

¿Cuál es su comida favorita?

Soy megafán del machacado y toda la gastronomía mexicana, un buen menudo, un buen pozole.

¿Tiene algún hobby?

Es ver el futbol, no tengo otras aficiones; me encanta mucho eso, sobre todo si va acompañado de una buena carnita asada.

¿Es tigre o rayado?

Cuando llegué aquí me hice de Tigres. Tengo un hijo de 24 años que me acompaña siempre a los partidos.

¿Tiene algún libro favorito?

Breviario de los políticos, del cardenal Mazarino. 

¿Qué tipo de música le gusta?

Me gusta toda la música, sobre todo la de Juan Gabriel.

¿Cómo se describe?

Soy una persona de fácil acceso, soy una persona de trato directo y asertivo, y eso me hace diferente a los demás, porque yo no prometo lo que no puedo hacer.

¿Le gusta ver series?

No me gusta mucho ver la tele, pero la que más me ha picado es la de House of Cards, de Netflix.

NOTAS MÁS VISTAS