México se pinta de morado con mujeres al poder en 13 estados y ocho alcaldías en CdMx

Las mandatarias estatales pasan de dos en 2018 a 13 en 2024, además de conquistar ocho de 16 alcaldías en la Ciudad de México, nueve capitales y 14 ciudades estratégicas.

México se pinta de morado con mujeres al poder en 13 estados y ocho alcaldías en CdMx. | Especial
Concepción Peralta Silverio
Ciudad de México /

Claudia Sheinbaum no llegará sola al poder político. De la mano de la ganadora de las elecciones presidenciales, cuatro mujeres conquistaron gubernaturas –Ciudad de México, Guanajuato, Morelos y Veracruz– y nueve triunfaron en capitales del país.

Además, la marea feminista conquistó ocho de las 16 alcaldías chilangas y 14 ciudades estratégicas por la cantidad de ciudadanos que gobiernan.

Una revisión de datos electorales realizada por MILENIO muestra que las elecciones del 2 de junio significaron un gran salto hacia el frente en la lucha por la paridad de género en el espacio público: las gubernaturas en manos de mujeres pasaron de dos en 2018 a 13 en 2024, un triunfo que se suma a congresos federales y gabinete presidencial paritarios durante el sexenio que termina.


Jefas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Instituto Nacional Electoral (INE), Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Banco de México (Banxico) y el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi) completan la lista de mujeres que controlan áreas importantes del poder político.

Las leyes electorales de paridad de género de 2014 y 2019 garantizaron un número histórico de candidaturas para mujeres en este 2024. De 20 mil postulantes, 10 mil fueron candidatas mujeres y el electorado mexicano las apoyó con votos.

El país no sólo pasó a pintarse de morado. También lo hizo en apoyo al movimiento feminista.

Claudia Sheinbaum, virtual presidenta de México. | Araceli López

De las nueve gubernaturas que se disputaron el domingo 2 de junio, cuatro quedaron en manos de mujeres. Del PAN, Libia García Muñoz, de 40 años, en Guanajuato; de Morena, PVEM y PT, Margarita González Sarabia, de 67 años, en Morelos; Rocío Nahle, de 60 años, en Veracruz; y Clara Brugada, de 60 años, en la Ciudad de México. Las dos últimas se impusieron frente a candidatos varones.

Ellas se suman a las nueve mandatarias en funciones que conforman un conjunto de 13 de mandatarias electas por voto popular: 11 de Morena, PVEM y PT; y dos del Partido Acción Nacional (PAN).

No se logra aún la paridad por voto directo, pero se dio un avance sustancioso. En 2015, siete mujeres candidatas se postularon a gobernadoras y sólo llegó la priísta Claudia Pavlovich, en Sonora.

En 2016, compitieron 12 candidatas y ninguna ganó. Para 2018 llegaron Claudia Sheinbaum, en la Ciudad de México, y Martha Erika Alonso, en Puebla.

Martha Erika Alonso se convirtió en la primera mujer en gobernar Puebla en 2018. | Archivo.

En 2021, impulsadas por las leyes paritarias, el electorado eligió a seis de ellas en Baja California, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero y Tlaxcala. Dos en 2022, en Aguascalientes y Quintana Roo. Y una en 2023, en el Estado de México.

Desde 1979, cuando existió la primera mujer gobernadora del país, en Colima, Griselda Álvarez Ponce de León, del PRI, hasta 2015 con la llegada de Claudia Pavlovich, únicamente se habían decantado los votantes por siete gobernadoras.

Pero la aprobación de las leyes de paridad de género cambió el panorama político y metió de lleno a las mujeres en la política y la vida pública.


Más presidentas municipales


De 30 entidades que renovaron sus gobiernos municipales y alcaldías, sólo Veracruz y Durango no lo hicieron. Las mujeres ganaron en nueve capitales: La Paz, Campeche, Guanajuato, Guadalajara, Mérida, Villahermosa y Chetumal; en Mexicali y Tepic, Norma Bustamante y Geraldine Ponce lograron reelegirse.


Las mujeres también avanzaron en varios municipios de relevancia económica o política, por su gran número de votantes, como fue el caso de León, Acapulco, Cancún, Ensenada, Rosarito, Loreto, Mulegé, San Cristóbal de las Casas, Comala, Manzanillo, así como en los muy poblados municipios de Ecatepec, Los Reyes La Paz y Chimalhuacán, en el Estado de México, entre otros.


En la Ciudad de México, los votantes optaron por las mujeres en ocho de las 16 alcaldías que se renovaron. Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Iztacalco, Iztapalapa, Tláhuac, Tlalpan, Venustiano Carranza y Xochimilco estarán encabezados por alcaldesas.


En 2023, México contaba con el mayor número histórico de alcaldesas y presidentas municipales, 522 en todo el país, pero representaban sólo el 25 por ciento del total, informó la Secretaría de Gobernación con motivo del 70 aniversario del voto de la mujer mexicana.

Mujeres votan en elecciones 2024. | Ariana Pérez

Llegamos todas, pero…


“No llego sola”, dijo Claudia Sheinbaum Pardo en su primer discurso como virtual ganadora de la elección. Y en efecto, con ella llegaron también cientos de diputadas federales y locales en todo el país que se irán conociendo en los próximos días.

En 2014, el Congreso llevó a la Constitución la paridad obligatoria para los congresos federal y locales. Ya en 2019, se reformaron 10 artículos constitucionales para lograr la paridad en todos los cargos de elección, en los tres Poderes de la Unión y en los tres niveles de gobierno, incluidos los partidos, los órganos autónomos y los pueblos originarios.

Para 2024, el Tribunal Electoral dio la razón al consejo general del INE, el cual obligó a los partidos a respetar el principio de paridad y alternancia respecto a la última elección y ordenó que para esta elección en gubernaturas debían llevar cinco candidatas mujeres y cuatro hombres.

Esto llevó a Morena a designar como su candidata en la Ciudad de México a Clara Brugada, saltándose su método de elección de candidatos –una encuesta– que había dado como amplio ganador a Omar García Harfuch. Aún así la ex alcaldesa de Iztapalapa se impuso en las urnas.

Clara Brugada recibe constancia de mayoría. | Foto: Jesús Quintanar

En el ámbito del Poder Ejecutivo, México es uno de los 13 países en el mundo con un gabinete que se asume como paritario. En esta administración las mujeres ocuparon las secretarías de Gobernación, Seguridad y Protección, Bienestar, Economía, Medio Ambiente, Cultura, Educación Pública y Relaciones Exteriores, además del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conachyt) y la Consejería Jurídica de la Presidencia.

Asimismo, los órganos autónomos tienen a la cabeza a mujeres en el Banco de México (Banxico), el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral y el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi).

Con motivo del Día de la Mujer, la secretaria del Bienestar, Ariadna Montiel, dio a conocer que la mitad de los beneficiarios de los programas sociales son mujeres, y esto corresponde a 14 millones de personas.

Más mujeres en el Poder Judicial


La paridad de género es un hecho en el Poder Legislativo y en el Ejecutivo, pero no ocurre así en el Poder Judicial donde, se reconoce, existe un evidente techo de cristal.

Este poder ha establecido acciones positivas en sus sentencias para impulsar la paridad de género, pero al no tratarse de cargos por elección, no hay una obligación por ley en ese sentido.

Hasta 2018, las juezas y las magistradas en el ámbito federal correspondían a un 27 y 19 por ciento; para 2021 alcanzaron el 30 y 21 por ciento a través de acciones afirmativas.

En 2019, en los estados, el Poder Judicial solo tenía a cinco mujeres como presidentas del Tribunal, de un total de 32.

Y en la cúpula, la SCJN ha tenido 470 ministros en 200 años de vida, pero sólo 14 han sido mujeres; a insistencia de organismo de la sociedad civil se llevaron a cabo ternas sólo de mujeres para elegir a nuevas ministras, de tal manera que, a la fecha, de los 11 ministros que componen el pleno, cinco son mujeres.

Norma Piña, ministra presidenta de la SCJN. (Cuartoscuro)

Esta falta de perspectiva de género se refleja en los juicios y los fallos en detrimento de las mujeres, principalmente en los juzgados de lo familiar, en donde reina un sistema machista y patriarcal que favorece a los varones, como han denunciado organizaciones sociales.

Se necesitan mujeres que entiendan y defiendan los derechos de las mujeres y las niñas.

También en el ámbito privado existen muchas resistencias a la paridad de género, que tiene como objetivo garantizar la participación igualitaria de las mujeres y erradicar las desigualdades.

El Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) dio a conocer en marzo pasado que México es el tercer país con menos mujeres en los consejos de administración y apenas siete por ciento de las empresas tienen una mujer presidenta.

IOGE 


LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.