Acuerdo por la democracia debe pasar por el respeto al voto libre: Romero Hicks

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados dio la bienvenida al acuerdo, pero dijo que más que la intromisión de los gobernadores, la garantía es el respeto a las instituciones.

Juan Carlos Romero Hicks dijo que el viejo sistema tuvo dos grandes cánceres en materia electoral.

Liliana Padilla

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks dio la bienvenida al Acuerdo Nacional por la Democracia y advirtió que lejos de la intromisión directa de los mandatarios en el proceso electoral, la garantía real es el respeto a las instituciones creadas para garantizar el voto y salvaguardar la voluntad del ciudadano como actor principal y más importante de los comicios.

El ofrecimiento enviado por el presidente de la República para que ningún gobernante intervenga o apoye a candidato de cualquier partido político, nos permite recordar que México es hoy ya un país de instituciones que a diferencia de la generosa y valiente defensa de la democracia en la época revolucionaria hoy reclaman preservar su autonomía y actuación.

Reconoció que es imprescindible el compromiso de los gobiernos federal, estatales y municipales, junto con los ciudadanos para lograr comicios transparentes legítimos y legales. Y recordó que el presidente de la República debe ser el primero en respetar los principios constitucionales para las elecciones: certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, objetividad y el máximo de transparencia.

En este contexto, agregó que México ya está sobre diagnosticado en salud, economía, seguridad y gobernabilidad y que ahora lo que se necesitan son respuestas y éstas se podrán encontrar el próximo 6 de junio con una participación decidida de los ciudadanos y un Instituto Nacional Electoral (INE), fuerte y respetado.

“Será el momento principal de la ciudadanía, más que de los partidos políticos, los candidatos o las campañas. Una ciudadanía que hoy está urgida de respuestas y reclamos a los aspirantes a ocupar un puesto de elección popular para que ofrezcan soluciones efectivas y no promesas de campaña”, precisó.

Dijo que en medio del ambiente de polarización en el que se ha embarcado al país en los últimos dos años, bien vale la pena hacer un alto y convocar a la unidad y prepararnos para una jornada electoral donde gane el que mejor trabaje desde ahora para cambiar el rumbo en materia de salud, economía, seguridad y gobernabilidad.

Romero Hicks destacó que convoca el presidente a denunciar la entrega de dinero del crimen organizado o la delincuencia de cuello blanco para financiar campañas, pero este llamado debe hacerse extensivo no solamente a los gobernadores, sino a todos los ciudadanos que confían en las instituciones que nos hemos dado los mexicanos a lo largo de la lucha por un sistema democrático libre de mafias electorales.

“Coincidimos presidente en que el poder político no debe comprar lealtades y conciencias y mucho menos traficar con la pobreza de la gente o solapar tramposos o mapaches electorales”, añadió.

Asimismo, consideró positivo sancionar el “acarreo” electoral, el relleno de urnas, la falsificación de actas y para ello se deben poner a disposición de la democracia los medios e instrumentos de los que dispone el Ejecutivo Federal para desde ahora echar abajo estas prácticas ilegales que son una vergüenza en la historia política de México.

Todas las elecciones federales y locales que ha tenido México son trascendentes, éstas lo son todavía más, pero el llamado presidencial al fortalecimiento de la democracia debe concitar los esfuerzos para mostrar en los hechos un diálogo verdadero y respetuoso entre poderes e instancias de gobierno.

“Le tomamos la palabra presidente y le recordamos que el seis de febrero se cumplió un año de la única reunión que hemos sostenido en Palacio Nacional los diputados federales con el Ejecutivo Federal. Emplazamos al Primer Mandatario a que devolvamos el carácter soberano a la República y convoque a un diálogo nacional con legisladores, pero también con gobernadores, alcaldes, congresos locales, iniciativa privada, trabajadores, hombres del campo, universitarios, investigadores, artistas, migrantes e intelectuales con una perspectiva horizontal”, aseguró.
No podemos permitir que haya desánimo nacional a las puertas de las elecciones del próximo 6 de junio. Alentemos el despertar de la gente para que participe y dimensione la importancia de los contrapesos. El viejo sistema tuvo dos grandes cánceres en materia electoral: el abstencionismo y el fraude, debemos impedir que regresen.”, puntualizó.

LG

NOTAS MÁS VISTAS