AMLO dice que ya inició segunda etapa de la Cuarta Transformación

El mandatario indicó que los primeros dos años de su gobierno fueron para sentar las bases de su proyecto de transformación y ahora se dedicará a consolidarlo.

El Presidente supervisó los trabajos de la presa Picachos en Mazatlán . (Javier Ríos)

Francisco Mejía

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que durante su tercer año de gobierno se dedicará a terminar todas las obras iniciadas por su administración, al igual que las inconclusas que le fueron heredadas por administraciones anteriores, “y ya no comprometer más”.

En su visita a la Presa Picachos, el mandatario afirmó que durante sus primeros dos años de gobierno se sentaron las bases de su proyecto de transformación y lo que sigue para el resto del sexenio es la consolidación de los procesos iniciados.

“Viene la segunda etapa, darle continuidad a lo iniciado y terminar obras en los siguientes dos años o a finales de 2024 y ya no comprometer más de algo de lo que no se va a poder cumplir. No queremos dejar obras en proceso o inconclusas (…) No queremos eso: heredar obras a los futuros gobiernos, vamos a terminar todo lo que comencemos”, sostuvo.

Explicó que espera finalizarlas en dos años o en dado caso, en 2024. Dio a conocer que su estrategia costa de tres etapas y ya se concluyó la primera. Además, dijo que ha quedado demostrado que, con los logros de sus primeros dos años de gobierno, es posible el desarrollo de México con una nueva política, siempre y cuando no haya corrupción, lujos, derroche y extravagancias en el gobierno.

Recordó que los ahorros logrados por el gobierno federal fueron liberados y utilizados para el desarrollo del país. Puso como ejemplo la recuperación de 750 mil millones de pesos que se lograron cobrar por adeudos, que permitía que por “influyentísimo” no se pagaran impuestos.

Sobre la Presa Picachos, el Presidente anunció que ésta será terminada junto con la construcción de sus canales de riego, a pesar de que desde el 2011 supuestamente fue concluida.

“Se construyó, pero falta lo más importante: que alimente el riego. Esta obra tiene que llevarse a cabo y por eso estamos aquí, para informar, vamos a darle continuidad y se va a invertir para construir los canales de riego y se utilice de manera racional el agua de la presa e impulsar actividades agropecuarias”, indicó.

Al mismo tiempo, señaló que su gobierno realizará una conciliación con los productores, ejidatarios y pequeños propietarios de la zona, “hay que convencerlos que es una obra para su beneficio y que se tiene que buscar la forma de seguir adelante”. Sostuvo que los canales de riego ayudarán a la producción agrícola, pero también al desarrollo turístico de Mazatlán a través de un acueducto.

Recordó que, en la población aledaña de La Concordia, quedará pendiente la construcción de un acueducto y dijo que su administración está en deuda con sus habitantes, quienes carecen de agua potable. Además, espera que la energía eléctrica llegue a la zona, por lo que se instalarán turbinas para aprovechar el agua de la presa Picachos, “se trata de la energía más limpia y barata”, declaró.

Protestas a su llegada

La llegada del mandatario era esperada por decenas de habitantes de la comunidad de Santa María, municipio del Rosario, quienes reclaman el pago de sus tierras.

Con carteles en la mano, los manifestantes le pidieron resolver la indemnización de sus tierras, las cuales les fueron arrebatadas para la construcción de la presa y aseguraron que no se han resuelto sus demandas desde hace 12 años.

El presidente de la comunidad de San Marcos, Fabián Valle Moreno, explicó que la obra se cerró en el 2009, por lo que fue el año en el que los sacaron de sus pueblos, sin compensar por el uso de sus tierras.

“Hubo muchas irregularidades, se pagaron algunas casas, pero las tierras de uso común hasta la fecha no las han pagado, están bajo el agua”, recordó. En total, fueron afectados 250 personas de seis poblaciones distintas y en total, suman 327 hectáreas de uso común.

​lp

NOTAS MÁS VISTAS