Infonavit aprueba políticas de crédito que favorecerán a trabajadores

Con esta aprobación se cierra el ciclo de implementación normativa de la Reforma a la Ley del Infonavit, que permitirá la creación de nuevos esquemas de crédito más flexibles y a la medida de las necesidades reales de las personas

Representantes del gobierno, trabajadores y la industria acudieron a la asamblea. (Especial)

Sandra Rojas

Representantes de los sectores de los trabajadores, empresarial y gobierno aprobaron las nuevas Políticas de Crédito de Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), las cuales establecen las directrices generales, objetivos principales y lineamientos generales a ser observados por el Instituto en el otorgamiento de créditos a los derechohabientes.

Con esta aprobación culmina la implementación del marco normativo derivado de la reforma a la Ley del Infonavit, promulgada en diciembre de 2020, con el objetivo de brindar a los trabajadores libertad de elección sobre cómo ejercer su derecho al crédito para consolidar o mejorar su patrimonio.

Con base en lo anterior, el Infonavit podrá otorgar financiamientos para la adquisición de vivienda nueva o existente, compra de suelo, construcción, ampliación, mejora y autoproducción, pago de pasivos hipotecarios, refinanciamiento de deuda relacionada con su casa y créditos a garantizar con el saldo de la Subcuenta de Vivienda.

De igual forma, se establece la posibilidad de crear créditos a los que puedan acceder derechohabientes que no tengan una relación laboral activa, siempre y cuando cumplan con los criterios de elegibilidad establecidos en las Reglas de Negocio de los financiamientos que sean aprobadas por el Consejo de Administración del Instituto.

Las disposiciones aprobadas también establecen que el Infonavit, en todo momento, privilegiará la elección de los trabajadores; sin embargo, procurará, en el ámbito de sus atribuciones, que los inmuebles cuenten con plena seguridad jurídica, disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura; que sea asequible, cuente con espacios habitables para garantizar la seguridad física de sus habitantes y brinde accesibilidad a miembros de la familia con discapacidad.

Además, el Instituto vigilará que la vivienda cumpla con los criterios de ubicación que establezca la normativa aplicable, se encuentre fuera de zonas de riesgo o contaminadas y respete la identidad cultural de los acreditados.

Durante la celebración de la 123 Asamblea, en videomensaje, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador reconoció la importancia del Infonavit como motor para la reactivación económica del país y celebró que las personas puedan decidir libremente, lo que es mejor para edificar el patrimonio de su familia.

“Es muy importante que se haya decidido abrir los cauces para que los trabajadores puedan decidir con mayor libertad si van a comprar un terreno, vivienda, o si van a construir una casa sin que haya intermediarios, porque son hombres y mujeres conscientes, responsables, saben lo que les conviene y harán que rinda ese dinero en su beneficio”, detalló el mandatario.

Por su parte, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, señaló que con casi medio siglo de trabajo, el Infonavit se ha consolidado como la institución que garantiza a las y los trabajadores el derecho a la vivienda, atendiendo sus necesidades habitacionales y financieras, al tiempo que contribuye con el abatimiento del rezago habitacional.

“Hoy más que siempre tengamos presente la importancia vital que tienen las instituciones para el desarrollo democrático de México. Creo firmemente que las instituciones como el Infonavit son la materialización de la defensa y garantía de los derechos humanos, porque detrás de cada apoyo y crédito otorgados están la satisfacción de saber que una familia duerme más tranquila”, dijo Sánchez Cordero.

En este sentido, Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), resaltó que la reforma a la Ley de Infonavit impulsará el marco legal para una nueva política de vivienda, que atienda de mejor forma las necesidades de los hogares mexicanos, sobre todo aquellos en condiciones de rezago.

“La vivienda es base para la transformación de nuestro país. Hoy todavía una tercera parte de los hogares en México se encuentran en rezago habitacional, si a esto sumamos que la principal necesidad son acciones de mejora y ampliación en donde la gente ya vive, la autoproducción, estrategia prioritaria para este gobierno, se vuelve un elemento fundamental”, detalló el titular de la Sedatu.

En su intervención, Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, resaltó que la reforma a la Ley del Infonavit, es probablemente la más ambiciosa en materia de inclusión financiera, ya que dará acceso a una solución de financiamiento a más de 60 millones de personas que tienen una subcuenta de vivienda en el Instituto, sin importar que no cuenten con una relación laboral vigente.

“Si bien en 49 años hemos otorgado más 11 millones de créditos, seguimos lejos de nuestro objetivo. En este proceso estamos impulsando el diseño de productos creativos, innovadores y sustentables. Porque es falso que la única forma de ampliar nuestra operación sea a través de un subsidio a la oferta”, explicó Martínez Velázquez.

Para avanzar en el cumplimiento de este objetivo, dijo, “a partir de ahora, ya no tenemos ningún obstáculo y, por lo tanto, no hay ningún pretexto para no ofrecer soluciones a las y los trabajadores.”

Al respecto, Claudia Esqueda Llanes, en representación del sector de los trabajadores, resaltó que el tripartismo en el Instituto logró asegurar el derecho a la vivienda a todos los trabajadores, dando acceso a segmentos que anteriormente estaban excluidos, por sus condiciones laborales, a través de soluciones innovadoras que les ayuden a consolidar su patrimonio.

Por su parte, José Manuel López Campos, por parte del  sector empresarial, reconoció el trabajo tripartita que dio origen a la aprobación de la normativa que permitirá al Infonavit ofrecer nuevas líneas de financiamiento y mejorar las ya existentes, impulsar la innovación empresarial y atender mejor las necesidades de vivienda.

También, resaltó que “el compromiso empresarial para que los trabajadores puedan acceder al financiamiento de sus necesidades habitacionales se materializó en 2020 con aportaciones patronales por más de 130 mil millones de pesos, cifra superior a 2019 a pesar del cierre de empresas, la caída en la actividad económica y la pérdida de empleos por la emergencia sanitaria”.

Resultado de la reforma a la Ley del Infonavit y la aprobación de las Reglas y Políticas para el Otorgamiento de Crédito, a partir de mayo, el Instituto comenzará a dar a conocer los nuevos esquemas de financiamiento y mejoras a los productos existentes, entre las que se consideran la reducción de la tasa de interés, créditos para policías y trabajadores agrícolas y el esquema Cuenta Infonavit y Crédito Bancario.

LP

NOTAS MÁS VISTAS