Deportación exprés elevó flujos, muertes... y ganancias de traficantes

El Título 42 es una medida de expulsión exprés de migrantes de Estados Unidos hacia México impuesta durante la pandemia.

Esta medida implicaba una expulsión inmediata de migrantes de EU a México (Liliana Padilla)
Lliliana Padilla
Arizona /

La aplicación del Título 42 como medida de expulsión exprés de migrantes de Estados Unidos hacia México durante la pandemia, no solo no redujo los flujos, por el contrario, los incrementó y con ello las muertes, particularmente en el desierto de Arizona. Además benefició el negocio millonario del tráfico de personas a manos del crimen organizado.

La eliminación de la medida implementada desde marzo de 2020 prevista para hoy, fue nuevamente pospuesta ante la presión republicana. Mantenerla significará más migración irregular y muerte, pero también beneficiará al crimen organizado que recibe millones de dólares por el negocio del tráfico de personas, advierten organizaciones de apoyo a migrantes.

Pese a que hoy se tenía pensado eliminar el Título 42 la medida seguirá hasta nuevo aviso (Liliana Padilla)

Cifras de la Patrulla Fronteriza en Estados Unidos revelan que más de dos millones de migrantes centroamericanos han sido expulsados desde la aplicación del Título 42 que mantiene cerradas las fronteras para quienes buscan asilo. Eso y el programa Quédate en México que se implementa desde julio de 2019, ha provocado muertes, además de saturación en albergues del lado mexicano.

Solo en 2021 fueron hallados 650 migrantes fallecidos en el desierto, sin contar con los no localizados ahí o en el Océano Pacífico por donde también buscaron cruzar en balsas.


De acuerdo con Dora Rodríguez, directora de Salvavisión en Tucson, la cifra oficial de expulsiones es mucho mayor, pues hay migrantes que han intentado cruzar fallidamente hasta diez veces.

"Nosotros hemos tenido a nuestros hermanos migrantes que nos han dicho, esta es mi siete, ocho veces que cruzo. Eso es lo que ha hecho el Título 42. Ha hecho lo contrario, ellos no han detenido a la gente porque la gente ha pagado 5 mil a 10 mil dólares para llegar este país y no van a dejar de tratar y hasta cierto punto les ha favorecido a ellos y ha favorecido al crimen organizado porque la misma persona sigue regresando y sigue pagando por cruzar".
Existen migrantes que han intentado cruzar la frontera hasta en 10 ocasiones (Liliana Padilla)

Un ejemplo de lo que ha sucedido en estos dos años se vivió en Sásabe en Sonora, una pequeña comunidad sin servicios ni infraestructura básica por donde de un momento a otro las deportaciones pasaron de cero a 700 a la semana, algo nunca antes visto. La ciudad de Altar conocida por ser una zona de tránsito de migrantes está a unas 50 millas. Además de las dificultades para llegar y poder regresar a sus lugares de origen o decidir intentar cruzar de nuevo, se suma a que los migrantes se encuentran a merced de los grupos criminales.

"Ellos no pagaron a ese grupo de personas, ellos pagaron en otra localidad, entonces si los deportan y los mandan a otra garita como castigo, ellos corren más peligro", asegura Dora Rodríguez, quien hace 40 años salió huyendo de la guerra en El Salvador y sobrevivió a la cacería de migrantes que a su grupo, le costó 13 vidas.
Para Dulce García, directora de Border Angels en San Diego, desde que se aplica el Título 42, miles de migrantes centroamericanos han tenido que esperar en albergues del lado mexicano. "Desafortunadamente estos migrantes muy vulnerables han sido víctimas en muchas ocasiones de secuestro y violencia. Tanta es la desesperación que han intentando cruzar no solamente por el desierto y arriesgar sus vidas, también por el océano", y asegura que las cifras de muertos en el mar son incuantificables.

Aunado a ello, los albergues en Tijuana y Mexicali no reciben recursos, pues no están abiertas las fronteras para las solicitudes de asilo. Además, el programa Quédate en México que supondría financiarse de recursos del gobierno norteamericano, no entrega dinero a las organizaciones que apoyan a los migrantes.

Las personas reportadas no han recibido ningún tipo de ayuda (Liliana Padilla)

Mientras tanto, más de 10 mil ucranianos fueron recibidos desde las fronteras mexicanas para recibir el beneficio del asilo.

"El racismo es muy obvio para nosotros, de repente ya no hubo un problema de capacidad para atender a los ucranianos. Así como se les trató se le debería tratar a todo mundo, de manera digna y respetuosa y darle la bienvenida a todo migrante que se presente en la frontera pidiendo ayuda para pedir su caso de asilo y no hemos visto eso con mexicanos y centroamericanos", denuncia la abogada defensora de los migrantes mientras lamenta que el Título 42 no haya llegado a su fin pues eso significará falta de recursos económicos y altos flujos migratorios intentando llegar a Estados Unidos.

RM

NOTAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.