Patita con discapacidad logra caminar gracias a una silla de ruedas todoterreno

Kiwi, una hermosa patita fue atacada por un depredador que la dejó paralizada de ambas extremidades. Hoy, tiene una segunda oportunidad de vida.

Kiwi, la protagonista de esta historia (Captura)

Milenio Digital

Kiwi es un hermoso ejemplar hembra de pato doméstico de Pekín que fue abandonado a su suerte junto con otro pato. Ambos fueron atacados por un depredador que terminó con la vida del otro animalito y dejó a Kiwi paralizada de ambas patas.

Afortunadamente, un lugareño dio con ella y fue llevada a la organización sin fines de lucro Santuario de Woodstock en High Falls (Nueva York), un servicio de rescate que apoya a animales de granja y les brinda cuidado y refugio. Hoy, Kiwi camina gracias a una silla de ruedas todoterreno.

En el lugar se la da toda la mejor atención para ayudarle a recuperar la mayor movilidad posible. Si bien es cierto que en un primer momento los rescatistas no tenían claro si alguna vez volvería a caminar, lo cierto es que la patita ha tenido grandes avances.

El ave, de 10 meses de edad, se ha sometido a fisioterapia durante los últimos seis meses para ayudar a recuperar su fuerza. Al principio aprendió a caminar de nuevo con una silla de ruedas común, para que se adaptara a los cambios.

A finales del mes pasado, Kiwi hizo un viaje por carretera al estado de Virginia para probar un nuevo modelo de silla de ruedas todoterreno que la ayudará a fortalecer aún más sus patas. La buena noticia es que ella está encantada con su nuevo vehículo.

Según el santuario, la patita mantiene una actitud alegre y resistente, a pesar de todo lo vivido, y será cuestión de tiempo ver hasta dónde puede llegar en su proceso de recuperación.

Con información de DPA

CAR

NOTAS MÁS VISTAS