Ansiedad social por regreso a clases

Ante el regreso a clases presenciales, Ana Laura nos habla acerca de la ansiedad social y cómo podemos ayudar a los menores en estos momentos de cambio.

Este trastorno de la ansiedad pudiese presentarse más en los niños y adolescentes que cambien de etapa educativa. (pexels.com)

Karla Rodríguez

Ana Laura Delgado Pizaña, psicóloga con especialidad en Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Psicosomáticas, explica que la ansiedad o fobia social es un tipo común de trastornos de ansiedad. Sin embargo, este se presenta cuando la persona se expone o se encuentra en una situación de estrés, que en este caso son situaciones sociales como el conocer personas nuevas, en el trabajo, escuela o en alguna reunión social.

A pesar de que trastornos como estos son comúnmente hablados en el caso de personas adultas en esta época de pandemia, en las infancias y adolescencias no será tan común que pasen por este tipo de trastorno, pues ellos se encuentran con más ganas de regresar a la normalidad que los adultos. Sin embargo, situaciones externas que vivieron en esta época pueden afectar en los niveles de estrés y ansiedad en el menor, causando que haya un problema de integración social en algunos.

Lo que sí comenta Delgado Tisaña es que este trastorno de la ansiedad pudiese presentarse más en los niños y adolescentes que cambien de etapa educativa en el momento que se vuelva a clases presenciales por el hecho de que entrarán a la siguiente etapa sin conocer a nadie y se estará cargando con el duelo de no haber concluido de manera concreta la etapa educativa.

Ana Laura Delgado Tisaña, psicóloga con especialidad en Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Psicosomáticas. (cortesía)

¿Qué podemos hacer para ayudar a los menores en este regreso a clases?

Como recomendaciones, Ana Laura aconseja a los padres de familia y/o tutores que bajen las expectativas de los niños y adolescentes sobre el regreso a clases, ya que cosas como exigir buenas calificaciones viniendo de una pandemia, la cual a todos ha afectado de alguna manera, tanto física como emocionalmente, además de ser un cambio para los menores y se debe dar tiempo de adaptación.

Por parte de los maestros, también recomienda que acepten que los menores no van a llegar con los conocimientos que comúnmente tienen al terminar el ciclo escolar o al cambio de etapa educativa, ya que el aprendizaje no fue el mismo que se tenía en años anteriores y es necesario que los docentes admitan que hubo un rezago educativo en este tiempo.

El estrés y la frustración ante el cambio son factores que se van a presentar mucho en los menores, comenta Delgado, y estos mismos factores son los que afectan el desempeño social del niño, por lo que es importante monitorear el comportamiento del menor y acceder a ayuda psicológica en caso de requerirla.

NOTAS MÁS VISTAS