Al ritmo de la música, el baile y el streaming, ópera y danza sobreviven a la pandemia

Gracias al streaming, artistas o agrupaciones pudieron compartir parte de su labor durante estos meses en que el semáforo epidemiológico se encontraba en rojo.

La ópera y la danza sobreviven ante covid-19. (Especial)

Viridiana Contreras

Bien lo dijo Molière: “La música y el baile son dos artes que están íntimamente ligados”. A un año de que los escenarios artísticos hicieran una pausa por la actual pandemia por covid-19, la ópera y la danza son algunas de las disciplinas que buscaron otros medios para seguir compartiendo las bondades que el arte ofrece a las personas.

En redes sociales se pudo leer frases como: “Si piensas que el arte no es necesario, trata de vivir la pandemia sin películas, libros, música…”, y justamente dichas plataformas, a la que se le sumó otras como Zoom, fue que artistas o agrupaciones pudieron compartir parte de su labor durante estos meses en que el semáforo epidemiológico ha pasado de rojo a naranja, con la esperanza de que llegue el tan anhelado verde.

Uno de los momentos esperados en la danza era ver en el escenario las producciones de Elisa Carrillo o Isaac Hernández, quienes acercaban al público mexicano lo mejor de las agrupaciones extranjeras. Danzatlán, el festival que encabeza Carrillo –este año se encuentra a la espera de anunciar cómo será su presentación–, se realizó en línea en 2020; los pasos de bailarines, a través de clases magistrales como la bailarina Yolanda Correa, fueron presenciados por vez primera en Instagram.

A la distancia

Otros de los trabajos se han proyectado en “Contigo en la distancia”, espacio cultural en que la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ha dado foco a la Compañía Nacional de Danza, pero también a diversos actos operísticos.

A pesar de que escenarios europeos como el Gran Teatro del Liceo de Barcelona se han esforzado por presentar producciones presenciales como Los cuentos de Hoffmann, y artistas como Arturo Chacón, Javier Camarena e Iván López Reynoso, por mencionar algunos músicos mexicanos, han podido volver a los escenarios, en México, la espera continúa.

A los actores de la ópera se les pudo disfrutar dando conciertos, ofreciendo clases magistrales y hasta entrevistando a otros colegas, gracias a las plataformas digitales.

En el caso del tenor Arturo Chacón, la pandemia le dio oportunidad de indagar en otros géneros musicales y tener un mayor repertorio en su cuenta de Spotify.

​bgpa

NOTAS MÁS VISTAS