Realizan "Expo Gastronómica Artesanal Enamórate de Tlaxcala"

El objetivo del evento es generar una derrama económica para los artesanos y productores de la entidad.

"Expo Gastronómica Artesanal Enamórate de Tlaxcala" | Andrés Lobato

Rafael González

Con la participación de 52 exponentes, se llevó a cabo la "Expo Gastronómica Artesanal Enamórate de Tlaxcala", en el Domo Blanco del Recinto Ferial del citado estado. Un espacio para promocionar a la tierra de Xicohténcatl, su riqueza, principalmente de sus productores y artesanos, así como de su vasto arte culinario.

El evento, último organizado por la Comisión de Turismo de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado de Tlaxcala; contó con la presencia de la Unión de Asociaciones de Charros de esa entidad, así como de las escaramuzas, quienes llevaron a cabo una demostración del auténtico Deporte Nacional en el lienzo adjunto al citado recinto.

De igual forma, participó la camada de huehues de la localidad de San Martín Xaltocan, conformada por 40 elementos, quienes con gracia y ritmo ejecutaron sus danzas dentro del domo.

Asimismo, diversos grupos musicales y solistas deleitaron a los visitantes.

La expo, que buscó generar una derrama económica para los artesanos y productores, uno de los grupos más afectados por la pandemia, se diseñó para abrir espacios que permitan a los visitantes conocer más de esa entidad.

En la muestra participaron productores de bolsas ecológicas, pulseras, vinos artesanales, piezas de talavera, tejidos, bordados, bisutería, orfebrería, joyería, pieles, cuadros de semillas, jabones y cremas artesanales.

También fue posible disfrutar de pulque, paletas, pan, muéganos, cacao, buñuelos, pasteles, agua y productos de amaranto, tlacoyos de alverjón, quesadillas de flor de calabaza, mole negro, pan artesanal en horno de leña sin glutén y sin azúcar, nieves, agua de maíz azul, pulque curado de mazapán de coco, conservas, maíz inflado y maizapanes.

Otro de los productos que se pudo consumir fue la llamada Agua de Barranca de Zacatelco, que consta en la combinación de maíz cacahuazintle, canela y agua mezcladas dentro de una cazuela de barro con el apoyo de un molinillo de madera, lo que produce una bebida sumamente espumosa.

Francisca Romero Rojas suma cinco generaciones produciendo y vendiendo este líquido. Heredó este arte culinario de sus tatarabuelas, bisabuelas, abuelas, madre y tías.

"Aquí nacimos y aquí estamos desde hace muchos años".

Indicó que el único detalle, además de saber aplicar las medidas exactas, es que "hay que estarle meniándole hasta que haga espuma".

Informó que su punto de venta se localiza a un costado de la Iglesia de San José en la capital del estado. "Y tenemos una chocolatera frente al mercado de Zacatelco".

Mencionó que entre los productos que oferta se encuentra el pinole, pinoñe de cacao, pinole con arándanos, dátiles y una amplia diversidad de chocolates, con almendras, nuez, arándano y café.

Aseguró que todos los productos están fabricados de forma orgánica en el taller que instaló en su domicilio.

Añadió que el chocolate, materia prima de su catálogo, se lo traen de Soconusco, Chiapas.

La mujer de 53 años de edad lamentó que por la pandemia estén atravesando los productores una situación crítica, pese a lo cual "estamos de pie, seguimos de pie".

Finalmente, contó que a la par de las medidas de higiene establecidas por la pandemia, desde hace tres años le instala un domo de plástico a la cazuela de agua de cacao para evitar el contagio por la polución.

AFM

NOTAS MÁS VISTAS