"Jamás nos dio un kilo de azúcar": Fray Tormenta recuerda el olvido de Místico

El formador de talentos en la lucha libre, así como sus famosos cachorros, hablaron sobre el abandono del Príncipe de Plata y Oro una vez que alcanzó la fama

Fray Tormenta y Místico (Televisa Deportes)

La Afición

Místico, quien ha pasado por varias transformaciones a lo largo de su carrera en la lucha libre mexicana y de la WWE en Estados Unidos -hoy Carístico-, es hoy por hoy uno de los grandes gladiadores consagrados en este deporte. Formado y creado en el refugio del mítico luchador Fray Tormenta, un padre de la iglesia católica que peleaba para obtener recursos y alimentar a niños de la calle, Místico sobresalió de inmediato gracias a sus cualidades en el ring.

En un capítulo del programa La Historia Detrás del Mito, publicado en el año 2014, Místico reveló que la única condición de Fray Tormenta le impuso para poder practicar lucha libre, era la de estudiar, aunque a él no le gustaba y prefería pasar todo el tiempo entrenando.

“Siempre andaba en la calle, cuando me acerqué al padre me crió ahí, me metió a la escuela y me ayudó a estudiar. Él me ponía a hacer cosas ahí en la iglesia, pero no me llamó nada la atención eso, yo prefería la lucha, le decía que quería ser luchador y él me decía que estaba loco, que estaba muy niño”, dijo Místico en ese entonces.

JAMÁS NOS DIO UN LITRO DE ACEITE

Fray Tormenta y sus cachorros recuerdan que junto con el rápido ascenso de Místico, también llegó el olvido, pues el gladiador comenzó a sentir las mieles de la fama y se olvidó de quien fuera su mentor, el refugio y sus compañeros.

“Muchos creen y piensan que Místico nos ha mantenido y en realidad no. Jamás nos ha dado un kilo de azúcar o un litro de aceite. Me da pena decirlo, porque yo nunca quise decir esto porque la gente va a pensar, ahora que ya es famoso se quiere desquitar y quiere que le dé (regrese) lo que le enseñaron ahí”, contó el padre enmascarado.

Otros jóvenes dijeron que aunque coincidían con Místico en algunos eventos, la interacción ya era muy poca, pues “se le subió la fama”.

“Místico ya no regresó, la última vez lo vimos en La Trinidad pero ya no habló mucho con Fray Tormenta, ya no convivimos mucho con él. Se le subió la fama”, dijo Víctor Paredes, uno de los cachorros de Fray Tormenta en aquel entonces.

“Algunos sí se despiden del Fray, le dan las gracias, luego lo vienen a visitar y así, pero otros no, otros se van y ya hacen su vida”, agregó el luchador Arácnido.

En otras ocasiones, Místico ha dicho que acudió a Fray Tormenta no por ser un niño de la calle, pues tenía su familia y es hijo del famoso y fallecido Dr. Karonte, pero él quería labrar su propia historia y no del apellido de su padre. El enmascarado confesó que fue al refugio porque quería entrenarse, algo que en casa no tenía permitido.



NOTAS MÁS VISTAS