Irrespetuoso, hacer diseños de lujo en esta crisis: Esteban Cortázar

El diseñador colombiano destaca que la gente no puede comprar ni usar esas prendas actualmente.

El diseñador (de blanco) con algunas de sus creaciones. (EFE)

Agencia EFE

El diseñador colombiano Esteban Cortázar, quien saltó a la fama en 2007 al tomar las riendas creativas de la firma francesa Emanuel Ungaro con tan solo 24 años, considera hoy “irrespetuoso” hacer moda de lujo en medio de la pandemia y cuando el mundo grita a través de diferentes movimientos sociales que existe la desigualdad.

“La verdad no me parece relevante hacer colecciones de lujo en medio de la pandemia porque no van con el tiempo actual debido a que, primero, la gente no puede salir de su casa ni mucho menos lucir prendas así, y segundo, no es respetuoso hacer cosas caras en esta crisis ya que solo las puede comprar el 1 por ciento de la población”, manifestó Cortázar en entrevista.

Para él, lo importante ahora es enviar con sus prendas “un mensaje de amor e inclusión que ayude a que las personas alrededor del mundo se sientan mejor consigo mismas y no más aisladas, tristes y divididas de lo que pueden estar”.

UN ANTES Y UN DESPUÉS

Aunque el glamur y el lujo han hecho parte de la vida de Cortázar, un cambio de mentalidad en él se gestó al ver cómo en diferentes partes del mundo las personas salían a las calles para exigir igualdad y denunciar los atropellos de los que son víctimas.

Protestas que tomaron fuerza el pasado 25 de mayo cuando un agente policial de Mineápolis se arrodilló sobre el cuello del también afroamericano George Floyd durante un arresto, causándole la muerte.

“Fue muy conmovedor porque me hizo entender que el mensaje que debo dar con mi ropa debe ser coherente con lo que pasa hoy con la pandemia y los movimientos sociales para volvernos más tolerantes, aceptar las diferencias y quitarnos de la cabeza los prejuicios", comentó.

Y ADEMÁS

CAROLINA HERRERA DONA A CRUZ ROJA

A través de la iniciativa Carolina Herrera Heart for Hope (Corazón para la esperanza) la marca tiene previsto donar a Cruz Roja y a Media Luna Roja 10 por ciento de todas las ventas de sus bolsos y otros accesorios que se produzcan hasta el 31 de diciembre.

“Nuestros bolsos siempre han contado una historia y queremos que también cuenten esta. Su valor es único y lo queremos compartir”, ha explicado la compañía en una nota.

NOTAS MÁS VISTAS