Trump intervendrá en demanda que busca bloquear victoria de Biden en 17 estados

La acción judicial impuesta en Texas espera que el Tribunal Supremo no dé por ganador al demócrata en Wisconsin, Georgia, Michigan y Pensilvania y 12 estados más.

Donald Trump se niega a aceptar la victoria de Joe Biden en Estados Unidos. (AP)

Reuters y EFE

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró hoy que intervendrá para respaldar una petición para que el Tribunal Supremo de ese país bloquee la victoria en las elecciones presidenciales en cuatro entidades clave del mandatario electo de esa nación, el demócrata Joe Biden.

El caso fue presentado ayer ante el Supremo por el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, el cual tiene muy pocas perspectivas de prosperar, pues la máxima instancia judicial ya ha rechazado al menos una petición similar de revertir el resultado presidencial en Pensilvania.

"Intervendremos en el caso de Texas (y de muchos otros estados). Este es el caso más importante. ¡Nuestro país necesita una victoria", escribió en Twitter el mandatario, quien se niega a reconocer su derrota en las elecciones presidenciales celebradas el 3 de noviembre.

La demanda de Texas busca impedir que en Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin, y 12 estados más certifiquen la victoria del demócrata el próximo lunes, cuando el Colegio Electoral se reunirá para ratificar formalmente al nuevo presidente.

El argumento que se utiliza en Texas es que los gobernadores de esos estados usaron supuestamente la pandemia de la covid-19 como un "pretexto" para cambiar las reglas electorales y permitir mayor voto por correo, una opción que eligieron millones de estadunidenses.

A esos cuatro estados les corresponden en total 62 votos en el Colegio Electoral, de manera que si el Tribunal Supremo se posicionara a favor de Paxton el resultado de las elecciones podría cambiar, ya que ahora Trump acumula 232 votos y Biden 306, por encima de la barrera de 270 necesaria para alcanzar la Casa Blanca.

Sin embargo, el Supremo ya ha insinuado que no está dispuesto a intervenir en el desafío de Trump al resultado de las elecciones y sus denuncias sin pruebas de fraude, que ya han desestimado decenas de tribunales.

La máxima corte del país rechazó ayer una demanda presentada por los aliados de Trump para revertir el resultado en Pensilvania, en un duro golpe a las perspectivas del mandatario saliente.

El Alto Tribunal está integrado por tres jueces progresistas y seis conservadores, tres de ellos nombrados por Trump.

En su tuit de este miércoles, Trump no aclaró cómo intervendría en el caso presentado por Texas, y si lo haría mediante una moción de respaldo presentada por su campaña electoral o a través del Departamento de Justicia.

Además de su estrategia legal, el presidente está tratando de influir en republicanos locales para que invaliden la victoria del demócrata en sus estados haciendo uso de los legislativos en manos conservadoras, como en Georgia, Michigan o Pensilvania.

Además de Misuri, los estados que se unieron a Texas fueron: Alabama, Arkansas, Florida, Indiana, Kansas, Luisiana, Misisipi, Montana, Nebraska, Dakota del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Utah y Virginia Occidental.

Funcionarios de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin han calificado la demanda como un ataque temerario a la democracia.


OMZI

NOTAS MÁS VISTAS