Ucrania necesita ayuda urgente para dar calor a su población

Alerta. Con temperaturas que caen por debajo de cero en algunas zonas y los misiles lanzados a la infraestructura, la mitad del sistema de energía está destruído

El operador de la red eléctrica reportó el martes daños “colosales”. GLEB GARANICH/Reuters
Consejo Editorial
Londres /

Después de nueve meses de guerra, millones de ucranianos se enfrentan a nuevos enemigos: la oscuridad, el frío y las llaves que se secan. Con temperaturas que ya caen por debajo de cero en algunas zonas de Ucrania, otra lluvia de ataques de misiles rusos contra la infraestructura dejó casi la mitad del sistema de energía fuera de servicio. El operador de la red eléctrica habló el martes de daños “colosales”; mientras un proveedor de energía advirtió que los apagones pueden durar al menos hasta marzo.

El presidente Volodymyr Zelensky declaró que si Ucrania puede sobrevivir al próximo invierno, “definitivamente podrá ganar esta guerra”. Para esto, necesitará una enorme ayuda para mantener funcionando hogares, fábricas, escuelas y hospitales.

Cuando un aluvión de cohetes rusos impactó las infraestructuras ucranianas a principios del mes pasado, se asumió que era una represalia por un ataque al puente de Kerch que une a Rusia con Crimea. Después los misiles dejaron claro que se trataba del comienzo de una estrategia coordinada. Moscú también bombardeó la producción de gas natural en el este de Ucrania la semana pasada, y la amenaza de Gazprom del martes de restringir los suministros a Europa occidental a través de su gasoducto transucraniano restante también fue inquietante para Kiev.

Ucrania ya no compra gas ruso directamente, sino que reimporta de Europa, aunque algunos proceden de Rusia que tras sus humillantes reveses en el campo de batalla, intenta hacer la vida miserable a millones de personas lejos del frente, y obligar a Kiev a pedir la paz.

Funcionaria de EU acusa a Rusia por crímenes de guerra sistemáticos en Ucrania

Es poco probable que se resienta la extraordinaria resiliencia de los ucranianos. Las compañías de energía han hecho un trabajo impresionante, de reparaciones e improvisación para mantener el flujo de electricidad. Pero muchos ciudadanos están sin electricidad varias horas al día, y si los daños superan cierto nivel los sistemas empezarán a colapsar. El riesgo de una nueva crisis humanitaria es real.

Los aliados de Ucrania tienen que hacer más para ayudar. Dado que atacar infraestructuras civiles es un crimen de guerra, los gobiernos extranjeros deben dejar en claro que perseguirán a todos los rusos responsables. Seguir proporcionando sofisticados sistemas de defensa aérea también debe formar parte de la respuesta, y hacer todo lo posible para frustrar los esfuerzos de Rusia por reponer sus menguantes inventarios de misiles de crucero y obtener nuevas armas, incluidos misiles balísticos más difíciles de derribar.

Sin embargo, algunos funcionarios occidentales reconocen que las discusiones del apoyo financiero a Ucrania no anticiparon adecuadamente las nuevas tácticas perjudiciales de Moscú.

El mes pasado, Zelenskyy dijo a los ministros de finanzas en Washington que Ucrania necesitará 38 mil millones de dólares para cubrir su déficit presupuestario previsto y 17 mil millones para reconstruir. Ahora es probable que ambas cifras aumenten.

Necesitarán fondos de emergencia para cubrir los déficits presupuestarios y pagar las reparaciones y actividades de apoyo. Una parte de los recursos etiquetados para la reconstrucción deberá destinarse para que los servicios y la economía sigan funcionando. Tal vez requieran financiamiento mixto, con dinero de auxilio para atraer capital privado y la participación de bancos de desarrollo multinacionales.

Financial Times Limited. Declaimer 2021


NOTAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.