Somos una sociedad muy solidaria, ahora hay que ser resiliente: Martha Herrera

La líder social, primera latinoamericana en ser copresidenta de ARISE, explica cómo la resiliencia permite salir de una crisis y ser más fuertes.

Es directora del Centro CEMEX-Tec de Monterrey para el Desarrollo de Comunidades Sostenibles. (Especial)

Regina Reyes-Heroles C.

El propósito de Martha Herrera es “abonar en la transformación de otros” y lo hará vía la resiliencia, palabra que resuena en medio de la pandemia, como la nueva copresidencia de la Red ARISE.

Este nombramiento se suma a su destacada trayectoria como líder social apasionada por el desarrollo, la evolución social y la participación ciudadana.

La Red ARISE, que presidirá junto a Mami Mizutori, representante especial del Secretario General de Naciones Unidas, es la alianza del sector privado para promover sociedades resilientes y el brazo de la Agencia de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNDRR, por sus siglas en inglés) que busca evitar pérdidas humanas, reducir las económicas y en infraestructura. “Las sociedades resilientes son un tema más vigente y pertinente que nunca”, dice.

El propósito de Martha Herrera es “abonar en la transformación de otros”. (Especial)

Una sociedad resiliente es...

La capacidad que tenemos como sistema, comunidad o sociedad de resistir, absorber, adaptarnos, transformarnos y recuperarnos de manera oportuna y eficiente ante cualquier desastre o pandemia. Todo vía la preservación o restauración y pertinente gestión de riesgos. Como personas, en nuestra familia o empresa, y no importa el tamaño, ¿somos capaces de entender los riesgos?, ¿podemos prevenirlos?, ¿cómo?

No podemos controlar que suceda otro desastre, otra pandemia. Sí podemos controlar la capacidad de atenderlo para resistir, absorber y recuperarnos.

¿Cómo generar esa cultura de prevención?

No necesariamente está en nosotros y todas las culturas lo padecemos, por eso ARISE está en todo el mundo. Queremos tener protocolos sencillos para establecer qué organización necesitamos, aunque sea en tu casa, para analizar y gestionar los riesgos. Si los identificamos, los podemos gestionar e innovar más rápido.

Por ejemplo, en Estados Unidos, cuando se enteran que viene un huracán colocan maderas sobre las ventanas. Si ya sabemos, ¿por qué no lo hacemos?

En el caso de la empresa, y entre más chica mejor, hay que pensar a quiénes incluir en el proceso; cómo empoderar a los empleados para que todos puedan generar esa cultura de resiliencia.

Esa cultura implica desarrollar competencias y capacidades y en ARISE entrenamos y capacitamos. También implica planear a largo plazo: cómo queremos crecer y qué riesgos vienen durante ese crecimiento.

En ARISE queremos que cualquier inversión tenga esa mirada de riesgo para que haya inversiones inteligentes.

Somos una sociedad muy solidaria, pero tenemos que convertirnos en una sociedad muy preventiva, ese es nuestro gran reto y sé que lo vamos a lograr. Con esta cachucha que tengo a nivel global, vamos a intercambiar mejores prácticas con nuestras oficinas de Estados Unidos, Europa, India, África y Latinoamérica, porque hay mucho conocimiento, el tema es cómo hacerlo nuestro.

¿Se puede hablar de resiliencia, sin mencionar medio ambiente o economía circular?

Esta pandemia es una consecuencia de la crisis climática. Si hoy no estamos despiertos y conscientes de que esto es un tema de todos, no sé cuándo vamos a estar.

Nuestras estrategias en las empresas han ido evolucionando para tener modelos de sostenibilidad interiorizados, no solo porque es lo correcto, sino porque nos afecta como negocio. Pero, también hay que tener estas estrategias en la cadena de valor para esa circularidad.

México tiene un gran camino por recorrer, hemos avanzado, pero es un trabajo de todos los ciudadanos, las empresas, el gobierno, la academia y las organizaciones de la sociedad civil. Tenemos que trabajar de manera coordinada y colaborativa, poner el foco en aquellas cosas que realmente ‘mueven la aguja’, concentrarnos en ellas, ponerle pasión, talento e innovación.

¿Qué mueve la aguja en México?

La Agenda 2030 presenta una ruta muy clara, no hay que descubrir el hilo negro, son 17 objetivos globales dentro de los cuales hay unas 160 metas que México ha identificado.

Tenemos grupos de trabajo para el tema de cambio climático, desigualdad, pobreza, equidad de género, educación, transparencia, biodiversidad, economía circular, energías renovables y más. Solo a través de diferentes miradas podremos tener iniciativas más concretas. Pero, hay que acelerar el paso.

El ciudadano, la empresa y el gobierno, ¿cómo saber cuál es su rol?

Cada uno tiene que hacer conciencia y ser un agente de cambio. Apuntemos el dedo hacia nosotros: “Yo, Martha Herrera, ¿cuál es mi impacto?” Lo mismo las organizaciones y la academia.

El objetivo es eliminar o minimizar los impactos negativos. Si todos pensamos así, lograremos un México incluyente, resiliente, sostenible y circular porque todos haremos nuestra parte. Y, sí, cada uno tiene una tarea distinta: el gobierno, el sector privado y cada uno de nosotros, pero conocemos nuestras facultades. Lo importante es no hacerlo de manera desarticulada. Nuestra tarea es coordinarnos y sí se puede; en el camino nos equivocaremos, pero aprenderemos.

Un ejemplo, la pobreza, con la pandemia aumentará. ¿Qué hacer con los retrocesos?

Definitivamente habrá retrocesos, la Cepal decía que en pobreza puede haber hasta 13 años de retroceso. Yo soy realista, pero optimista, y considero que lo peor que nos puede pasar es la parálisis o pensar que vamos a empezar de cero. En México hay un trabajo recorrido de años que servirá si reaccionamos rápido.

Hay que ver qué necesita nuestra población y cómo pudiéramos adaptar los programas existentes para que funcionen mejor, analizar qué aprendimos, qué tenemos que dejar de hacer y qué seguir haciendo. Hay que entrar en la fase de transformación y recuperación, en la que cuestionemos cómo hacer el proceso sostenible, porque no es sostenible dar despensas de por vida. ¿Cómo generar habilidades para autoemplearse? ¿Hay industrias donde hay empleos? ¿Cómo capacitamos para que se adapten y puedan encontrar trabajo? Será distinto al que tenían, pero quizá sea mejor.

¿Por qué es importante la transformación?

Como seres humanos vivimos transformaciones permanentes, para lograrlas hay que aprender de los golpes duros. Aprendemos quienes queremos y tenemos una visión; nos vamos capacitando para lograr ese propósito de vida. Lo mismo pasa con las instituciones, organizaciones, el país: tenemos una visión de dónde queremos llegar y un camino con barreras, desastres, crisis. Tenemos que prepararnos a largo plazo.

Para mí, la transformación implica tener grandes sueños, se vale tenerlos, pero como no sabemos todo y no somos capaces de hacerlo todo, necesitamos desarrollar la capacidad de escuchar, de observar. Si vivimos estas crisis y seguimos como en el pasado, no estamos aprendiendo nada. Aprendemos para comprometernos.

Transformar no significa que cambies todo, sino evolucionar; tu esencia es la misma, pero te conviertes en la máxima expresión de ti mismo.

¿Cómo evolucionaste tú?

Aprender a escuchar al otro; uno tiene sus propias ideas, su propósito y quiere conseguirlo, pero si no eres capaz de sumar a los demás, difícilmente lo lograrás solo. Incluso estudié un MBA porque pensé que abrirme a otras oportunidades me haría entender otras miradas.

Otro, fue estar consciente de los impactos que tengo cada día; estudié temas de energía y meditación para estar segura de que estaba siendo consciente. Tengo mucho por recorrer, pero en la medida que soy un ser humano consciente, entiendo qué le afecta al otro.

Mi pasión y propósito de vida es abonar en la transformación de otros y para lograrlo tenía que estar consciente. Así puedo seguir aprendiendo, ser más empática, trabajar con otros y dejar una huella.

¿México tiene un propósito?

Lograr el bienestar de todos los que vivimos en este país, tener un impacto positivo en los recursos naturales de nuestro México y tener un país de bienestar, paz y justicia para todos. Es un propósito genérico, pero podemos incluirnos todos. Si queremos una sociedad proactiva que luche por una justicia social, por ser un país incluyente que luche por la paz y prosperidad de todos, está bien tener un propósito grandote al que aspiremos todos. Para cumplirlo, debemos poner nuestro granito de arena.

Los mexicanos debemos...

Seguir cuidándonos, esto todavía no termina. Hay que cuidar nuestra salud y la de los demás, ser muy respetuosos de nosotros y los demás, y trabajar de manera colaborativa para la reactivación.

Perfil
Martha Herrera
Directora Global de Negocio Responsable en Cemex.

Además es Directora del Centro CEMEX-Tec de Monterrey para el Desarrollo de Comunidades Sostenibles, presidenta de la red mexicana del Pacto Mundial de la ONU, y desde julio, copresidenta de la Red ARISE, donde buscará impulsar acciones globales para la reducción del riesgo de desastres.

Ha sido reconocida como una de las 10 mujeres líderes en sostenibilidad por su impacto en la promoción de la Agenda 2030 por WBCSD en Suiza.

Claves
La estrategia de negocio responsable que diseñó y lidera en CEMEX, ha impactado positivamente a más de 17.6 millones de personas a nivel global.

El 29 y 30 de octubre ARISE México llevará a cabo en la CDMX el Foro Regional “Resiliencia para todos, la importancia de comprender el riesgo”.

En arise.mx/herramientas/ las MiPymes pueden descargar “El protocolo de Resiliencia para MiPymes ante el Covid” para fortalecer sus habilidades y capacidades.

ledz

NOTAS MÁS VISTAS