La BMV suspende a empresa rusa

  • Estira y afloja
  • J. Jesús Rangel M.

Ciudad de México /

La empresa Telesystems Public Joint Stock Company se convirtió en la primera corporación que suspendió operaciones bursátiles en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por las sanciones impuestas por Estados Unidos a Rusia luego de la invasión a Ucrania. Se tomó la decisión el lunes luego de que en el New York Stock Exchange se aplicó la misma regla contra varias instituciones que cotizan sus valores en ese mercado.

En un breve mensaje, la BMV indicó que “en ejercicio de sus facultades” determinó suspender la cotización de los valores de la empresa de origen ruso en el Sistema Internacional de Cotizaciones que administra la bolsa, también conocido como el Mercado Global BMV, “con la finalidad de evitar que se produzcan condiciones desordenadas en el mercado y con fundamento en lo establecido por la fracción I de la disposición 10.016.00 de su Reglamento Interior, en relación con el artículo 15 de las Disposiciones de carácter general aplicables a los Sistemas Internacionales de Cotizaciones emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Este informe lo realiza la Bolsa Mexicana de Valores, S.A.B. de C.V., en cumplimiento a lo establecido por las disposiciones contenidas en su Reglamento Interior, para todos los efectos a que haya lugar”.

Hay otras empresas que pueden seguir igual camino. Se menciona el caso de PJSC Lukoil, que también opera en el mismo mercado; la petrolera es propietaria de 50 por ciento del contrato del área 4 en aguas someras de México, donde se encuentran los campos Ichalkil y Pokoch, que iniciaron su producción de crudo en noviembre del año pasado en asociación de PetroBal, de Grupo BAL.

Como se recuerda, Grupo Bimbo y Gruma, que también cotizan en la BMV, anunciaron que suspendieron temporalmente sus operaciones en las plantas ubicadas en Ucrania por el conflicto con Rusia. Aquí destaca el anuncio de inversión hecho por Máximo Vedoya, CEO de Global de Ternium, por mil millones de dólares en México para ampliar la producción de su centro industrial en Pesquería, Nuevo León. 

El propósito es asegurar el abasto de materiales estratégicos y reducir los riesgos de transporte frente a la crisis por el conflicto Rusia-Ucrania; la empresa construirá un nuevo laminador en frío, una línea de galvanizado por inmersión en caliente, una línea de decapado por bobina (push-pull) y nuevas líneas de terminación que se estima inaugurar en 2024. Los nuevos productos van dirigidos a las industrias automotriz, de energías renovables, electrodomésticos, construcción y agricultura.

JPMorgan Asset Management también dejó de operar sus fondos de acciones rusas y BlackRock suspendió la negociación del fondo BGF Emerging Europe porque la valoración de inversiones se volvió “impracticable”; UBS Asset Management destacó a su vez que el fondo UBS ES Rusia estaba cerrado para la negociación.

jesus.rangel@milenio.com

Más opiniones
MÁS DEL AUTOR