Cambiaría toda mi carrera por un partido en el Azteca: El Chelís

Edición Fin de Semana

Ex director técnico de La Franja y de los Correcaminos, hombre de familia, amante del fútbol y del cigarro; le gustaría pasar sus últimos días en Puebla o en Atlixco, pues “de aquí no me saca nadie"

José Luis Sánchez Solá afirma que Canelo vino a darle un plus a su vida. (Andrés Lobato)

Carlos Morales

Más poblano que los camotes. Hoy dedicado a la política pero apasionado del fútbol. Con amor a La Franja pero más a su familia, la cual considera su mayor tesoro. A José Luis Sánchez Solá no le gustaban los perros, pero hoy día está encantado con Canelo, pues cambió su vida. 

El Chelís contó a MILENIO Puebla que su funeral deberá ser como él fue en vida: una fiesta. Le gustaría pasar sus últimos días en Puebla o en Atlixco, donde cada que puede juega golf, uno de sus gustos ocultos; pero no tanto como fumar, uno de sus mayores placeres en la vida.

¿Quién es José Luis Sánchez Solá?

“Soy un poblano, tengo 62 años, siempre he vivido en Puebla, quiero mucho a mi ciudad, a mi estado. Toda mi vida ha estado relacionada con el fútbol, desde chiquito. No pude ser jugador profesional, estudié para técnico y se encontró el hambre y las ganas de comer en esa esquina y ahí es cuando entro al Puebla. Soy muy frontal, hasta cierto punto visceral, no soporto la injusticia, me fastidian y me hacen llorar las cosas feas de los niños y mi vida pública la he llevado para agradarle a la gente, veo que con una sonrisa, con un hola, con una foto, con un autógrafo a la gente le agrado y la gente se siente bien con ello, ¿quién soy yo para negar esa satisfacción?”

¿Cuáles son sus principales virtudes?

“Soy estúpidamente derecho, confío en todos y no me ando con medias tintas, yo trato de no fallar, ese es mi objetivo, ¿cómo hago yo para no fallar?”.

¿Qué debe tener una persona para no ser de tu agrado?

“Que no sea frontal y nieguen el interés, vale madre, todo tiene un interés. Puedes tener el interés más maligno del mundo pero te puedes arreglar conmigo si tu interés no afecta el mío”.

¿Chelís es un hombre de familia?

“Sí, yo soy el Carlos Slim de la familia, soy rico en mi familia. Nos apreciamos mucho los 16 que somos, mi ‘jefe’ tal vez no lo logró porque tengo hermanos y no creas que somos muy estrechos, pero sí me dejó la semilla y sí lo he logrado hacer a nuestra manera con tres hijos, con nietos, con yernos y con mi esposa que es el pilar. Por cierto, yo ya le dije a mi esposa que quiero mi velorio como fue mi vida: una fiesta, hablando todos en favor del que se murió, recordando cosas de él, con un tequila”.

¿Prefieres estar fuera o dentro de casa?

“No me gusta salir de casa, me gusta estar aquí, yo he cambiado mucho de casa, en diez años he cambiado once veces de casa y esta sí me ha gustado, ya rompí récord, ya llevo más de un año. Aquí administro mis negocios, todos los eventos deportivos todos los veo, no me pierdo uno, hago mis programas desde acá, vienen mis hijos, vienen mis nietos. el Canelo vino a completar mi vida desde la pandemia, en marzo del año pasado cuando lo recogí, es una gozada tener perros, yo no era amigo de los perros y créeme que ahora lo extraño al güey”.

¿Qué hizo diferente Canelo que se ganara tu corazón?

“No lo sé, tal vez vacío porque mis hijos fueron creciendo, se fueron casando. De los tres, dos viven en el extranjero, ya nada más vive una acá, los perros son una maravilla. Es triste lo que te estoy diciendo, puede ser, pero completas vacíos”.

¿Qué sería de José Luis si no se hubiera dedicado al fútbol?

“Siempre fui, hasta antes del fútbol, comerciante de joyas, no joyero, compro y vendo joyería pero no me gusta, lo agarré de herencia de mi papá que él sí era joyero. A mí me hubiera gustado estudiar Ciencias de la Comunicación pero era muy cara y no me la podían pagar en mi casa, también me hubiera gustado ser militar”.


“Soy estúpidamente derecho, confío en todos y no me ando con medias tintas”: El Chelís. (Andrés Lobato)

¿Por qué te gusta fumar?

“Me encanta, yo no se lo aconsejo a nadie. Tengo dos errores en mi vida: peco todo el día y fumo todo el tiempo, de pecar sí me arrepiento, pero de fumar no y sé que algún día me va a cobrar la factura. Me gusta mucho, sentarte en el estudio a las 6 de la mañana, viendo noticias con café y tu cigarro, me echo muchos al día”.

¿Cuál es la persona que más te ha marcado en la vida?

“Jorge Vergara, que en paz descanse. Me sorprendió el cabrón platicándome planes que van a tener efecto en el 2025 y él ya lo quería tener ahí, sí dices ‘ay cabrón, este wey es muy avanzado’. Lo que él me platicó aquél día de 2010 está pasando hoy día, tuve la fortuna que me convenciera”.

¿Algún sueño inconcluso?

“Yo cambiaría todo lo que tuve como técnico por un partido en el Azteca, por haberlo jugado con el equipo que sea, pero eso hubiera cambiado mi vida. Extraño ser técnico, pero ahora que estoy en esto de la política si llegara a ser (presidente municipal de Puebla) voy a extrañarlo, yo veo y comento partidos, los vivo desde la pantalla, es como el cigarro, sí lo necesitas”.

¿Cuál es el lugar al que te gustaría volver?

“Victoria (Tamaulipas). El fútbol tiene que trascender más que ganar, perder o empatar; (ahí) el estadio se llenaba, la gente se involucró en el equipo (Correcaminos)”.

¿Se mudaría de Puebla?

“No. Yo me muero en Puebla o en Atlixco, yo de aquí ya no salgo. Llegas a una edad en la que te ofrecen cosas relacionadas al fútbol fuera de Puebla pero la edad ya no te da, es lo que estos güeyes de la televisión llaman salir de tu zona de confort, cabrón, ¿quién quiere salir de ahí? Todos queremos tener un confort”.

¿José Luis tiene héroes?

“Mi papá. Hay una carta que en 1954 los cuates de mi papá le escriben, tras regresar de un viaje de España y le dicen lo que él representa para ellos. Mi ‘jefe’ toda su vida se dedicó a hacer amigos, nunca vi que le cayera mal a nadie y a donde iba siempre era bien recibido, para mí eso es genial”.

¿Cuál es una de tus aficiones ocultas?

“Jugar golf, me encanta. Lo hago cada vez que puedo y lo aprendí ya tarde, con mi jefe iba de chavo, él era golfista y me llevaba, yo iba por el refresco porque era la única oportunidad de la semana de tomarte una pinche Coca, pero esa era mi satisfacción”.

¿Qué tienes pendiente en tu vida y no has podido realizar?

“Creo mucho en los evangelios, soy católico y en eso de los dones. Creo que yo recibí de más y eso quiero repartirlo. La gente de Puebla me quiere mucho y si yo puedo hacer algo por ellos lo voy a hacer, no sé desde que pinche trinchera, no sé desde qué puesto, desde qué base, aunque para hacer lo que necesito y quiero hacer tampoco necesito puesto”.

"La gente de Puebla me quiere mucho y si yo puedo hacer algo por ellos lo voy a hacer": El Chelis. (Andrés Lobato)

mpl

NOTAS MÁS VISTAS