“Protejamos a los 'dreamers'”, pide Biden a Congreso de EU a 100 días de su mandato

El presidente de Estados Unidos dio su primer discurso ante el Congreso y destacó que mientras se logra consenso en otros temas de migración es importante proteger a los "dreamers."

Biden ha encomendado a la vicepresidenta Kamala Harris el reto de ayudar a frenar la migración masiva. | EFE

Milenio Digital

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio este martes su primer discurso frente a los miembros de la Cámara de Representantes, una tradición tras los primeros 100 días de mandato de cada gobernante.

Sobre migración destacó que mientras el Congreso logra consenso sobre los diversos temas de migración que hay en discusión es importante avanzar en lo que sí están de acuerdo ambos partidos: proteger a los 'dreamers'. 

“Los migrantes han hecho mucho por Estados Unidos durante la pandemia y toda la historia… Ayudemos a estos jóvenes, que fueron traídos cuando eran solo niños y solo conocen a Estados Unidos como su hogar”, dijo Biden, el presidente 46 de Estados Unidos.

Biden también urgió a los congresistas a leer su propuesta de reforma migratoria, una de las promesas que aún tiene pendientes. El documento fue enviado desde el primer día de su administración.

"Si quieren resolver el problema les he enviado un proyecto de ley, revísenlo", pidió.

El proyecto, titulado U.S. Citizenship Act (o Ley de Ciudadanía de EU) busca otorgar caminos legales para que aproximadamente 11 millones de indocumentados, incluídos "dremers", trabajadores agrícolas y beneficiaros de los programas DACA y TPS, puedan conseguir el estatus de residentes. 

Su propuesta no incluye un aumento significativo de seguridad en la frontera, pero sí menciona el uso de nuevas tecnologías y un plan para actualizar los puertos de entrada.

Al comenzar su mandato, Biden frenó la construcción del muro fronterizo y prometió un enfoque más humano hacia los migrantes indocumentados después de que fueron perseguidos por la administración de Donald Trump, enfocada en las barreras físicas. Esto ha disparado las cifras de personas que intentan cruzar la frontera, incluyendo niños menores sin compañía de un adulto, a un máximo no visto desde hace 20 años.

Aunque la administración de Biden ha evitado considerar esto como una crisis, está tomando medidas: hace unas semanas se informó de un plan para ayudar a los países centroamericanos para frenar desde esas propias naciones la migración arriesgada, esta acción también incluye a México, donde se espera la visita de la vicepresidenta estadunidense, Kamala Harris, para abordar estos temas.

En sus primeros 100 días de gobierno Biden también amplió el número de refugiados que se pueden recibir a 125 mil, muy por encima de los 15 mil aprobados en la era Trump, arrancó acciones para mejorar la situación en la frontera, revocó políticas como la prohibición de llegada de musulmanes de varios países y presentó un proyecto de reforma migratoria en Estados Unidos.


pmm

NOTAS MÁS VISTAS