Insabi no acreditó entrega de recursos para apoyos a pacientes con VIH-sida: ASF

La Auditoría Superior detectó que los beneficiarios del Sistema de Protección Social en Salud no recibieron los apoyos económicos que les correspondían.

ASF identificó deficiencias en apoyos económicos del Insabi | Especial
Fanny Miranda
Ciudad de México /

La Auditoría Superior de la Federación detectó que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no acreditó la aplicación de recursos para apoyar económicamente a pacientes con VIH-sida, beneficiarios del Sistema de Protección Social en Salud, cuya enfermedad implicó gastos catastróficos.

En el Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019, detalló que mediante el Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud (FSPSS) se aplicó un monto de 5 millones 510 mil 697 pesos por medio del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos (FPGC), para cubrir el pago de 66 mil 417 intervenciones, pero que no fueron acreditadas.

Éstas incluyeron los tratamientos, medicamentos e insumos para dicho padecimiento, que fueron considerados gastos catastróficos por el Consejo de Salubridad General, y para cubrir el pago de las intervenciones relacionadas con pacientes diagnosticados con VIH-sida, y que el Comité Técnico del FSPSS determinó para su apoyo financiero.

Por ello, se determinaron 13 resultados, de los cuales, en cuatro no se detectaron irregularidades y los nueve restantes generaron igual número de Recomendaciones al Desempeño.

La ASF explicó que en 2019, mediante el Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud (FSPSS), se aplicaron recursos al Insabi por 10 millones 667 mil 828 pesos, de los cuales no se acreditó su aplicación en un mecanismo ágil y transparente. 

“No se acreditó en qué medida, en la aplicación de recursos para apoyar económicamente a los beneficiarios del Sistema de Protección Social en Salud que padecieron enfermedades que implicaron gastos catastróficos, el fideicomiso fue un mecanismo ágil y transparente, que fue el objeto establecido en el contrato respectivo”, indicó.

De los más de 10.6 millones de pesos aplicados, más de 5.5 millones se otorgaron con cargo al Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos para cubrir el pago, a las unidades hospitalarias, de 66 mil 417 intervenciones que solicitaron los pacientes con VIH beneficiarios del Sistema de Protección Social en Salud.

Además, se aplicaron un millón 495 mil 509 pesos para el desarrollo de 30 proyectos de infraestructura de alta especialidad y de nuevas tecnologías, y los otros 3 millones 661 mil 621 pesos por medio del Fondo de Previsión Presupuestal, para cubrir el pago de 76 proyectos de infraestructura de atención primaria y especialidades básicas.

“Sin embargo, se identificaron deficiencias en el diseño de las reglas de operación del fideicomiso, así como en los datos contenidos en los sistemas informáticos del Insabi, referentes a las intervenciones validadas, autorizadas y pagadas; la carencia de indicadores y parámetros para valorar la oportunidad con que se financiaron las intervenciones, y la falta de vigilancia del cumplimiento de los fines del fideicomiso y de los recursos fideicomitidos”.

La Auditoría destaca que las recomendaciones al Insabi, como causahabiente de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, se orientan a fortalecer el diseño y operación del Fondo de Salud para el Bienestar, así como a establecer sistemas de información, para la aplicación eficaz y eficiente de los recursos para financiar la atención de enfermedades que provocan gastos catastróficos; la atención de las necesidades de infraestructura, preferentemente, en las entidades federativas con mayor marginación social y complementar los recursos económicos destinados al abasto y distribución de medicamentos y demás insumos, así como para evaluar el cumplimiento de los fines del fideicomiso.

mjsg

LAS MÁS VISTAS