Pese al Covid-19, Ribera del Duero finaliza vendimia con cifra histórica

Esta campaña supera a la de 2014 y es la tercera mayor de la historia, con una producción de más de 123 mil toneladas de uva

La D.O. de Ribera del Duero supo adaptarse a los retos que planteó el Covid-19 y la temporada de lluvias. (Cortesía)

Óscar Virgen

A pesar de las adversidades que azotaron a la región de Ribera del Duero, tanto meteorológicas como la pandemia, este año la vendimia cerró con la entrada de los últimos kilos de uva a las 310 bodegas que la integran.

La vendimia en Ribera del Duero inició el 10 de septiembre, pero las intensas precipitaciones que cayeron en el territorio de la D.O. retrasaron las labores de recolección en varias ocasiones. Afortunadamente las lluvias dieron paso a rachas de viento que secaron los racimos, evitando las temidas enfermedades y permitiendo a la uva madurar lentamente, con interesantes características y un gran potencial.

"Ha sido la vendimia más difícil a la que nos hemos enfrentado. Pero la responsabilidad, el compromiso y la enorme implicación de nuestros bodegueros y viticultores han hecho posible que se haya desarrollado con relativa normalidad, preocupados principalmente por la meteorología. Agradezco y aplaudo la profesionalidad y humanidad de nuestros operadores. Se han adelantado y han previsto cada situación posible", declaró Enrique Pascual, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

La última vendimia se desarrolló con una tranquilidad relativa gracias a la organización de los productores. (Cortesía)

2020 será recordado como el periodo más incierto, imprevisible y complicado de la última década para todos los sectores, y el del vino no es la excepción. Las medidas que afectan a la hostelería y el confinamiento nacional e internacional han frenado las ventas y exportaciones, aunque las bodegas de Ribera del Duero siguen abriendo puertas y buscando fórmulas para comercializar sus vinos y hacérselos llegar al consumidor.

Proceder ejemplar de las bodegas y viticultores

El excepcional trabajo desarrollado en el viñedo previo a la vendimia ha permitido que se haya recogido una uva en excelentes condiciones sanitarias. Los protocolos activados para controlar la pandemia y las medidas que han adoptado voluntariamente para el control de la COVID-19, han logrado que no hayamos vivido episodios preocupantes. Es un orgullo representar a esta Denominación de Origen”, comentó Enrique Pascual.

Gracias al compromiso de los operadores de Ribera del Duero con la seguridad y la salud, esta campaña de vendimia se ha desarrollado con tranquilidad relativa, siendo los mayores sobresaltos los meteorológicos.

Las primeras catas dejan constancia de las infinitas posibilidades de los vinos que se elaboran con la uva de la cosecha 2020. Los jóvenes que están ahora mismo en fermentación son frescos, estructurados, y con una gran carga aromática y de color.



​RRR

NOTAS MÁS VISTAS