¿Cuándo rendirá protesta Biden? Lo que necesitas saber del ‘Inauguration Day’

El Inauguration Day tiene casi un siglo de tradiciones y costumbres que van más allá de la constitución y cobran aún más significado con la transición de poder.

Joe Biden tomará el juramento como presidente de Estados Unidos hasta el próximo año. (AP/Especial)
El Capitolio será el escenario de la investidura presidencial en 2021. (Reuters)

Milenio Digital

La investidura presidencial en Estados Unidos se ha convertido en un evento de tradición e incluso de entretenimiento y que cada cuatro años busca superarse. Tras la victoria de Joe Biden en las elecciones, la transición del mandatario ocurrirá hasta 2021.

En este magno evento, el nuevo presidente tomará protesta y realizará un juramento a su nación. Hasta este año, dicha ceremonia se ha realizado 70 veces y se ha cambiado la fecha y el lugar en más de cinco ocasiones.

El también conocido como Inauguration Day ha atraído a millones de estadunidenses que acompañan al nuevo mandatario en su designación en el cargo y luego de los protocolos oficiales, se espera un espectáculo, en el que previamente han participado artistas como Michael Jackson y Beyoncé.

Aquí te contamos todos los detalles de esta tradición estadunidense y cuándo podrás verla.

¿Cuándo es?

La investidura del nuevo presidente de los Estados Unidos se realizará el miércoles 20 de enero de 2021 al mediodía. De acuerdo con la Vigésima Enmienda de su Constitución, aprobada en 1933 por Franklin D. Roosevelt, esta es la fecha oficial de comienzo y término del periodo de cuatro años de los funcionarios federales, que comenzó a implementarse desde 1937.

Sin embargo, no siempre ha sido en enero, pues inicialmente los ganadores de los comicios rendían protesta como presidente hasta abril, que posteriormente se modificó al 4 de marzo como conmemoración de la primera vez que se reunió el Congreso estadunidense.

George Bush durante su toma de protesta como presidente de Estados Unidos en 1981. (The White House)

El plazo de cuatro meses entre las elecciones y la entrada del nuevo gobierno se tornó tedioso y conflictivo para los ciudadanos, por lo que, en su segundo mandato, Roosevelt modificó la ley para establecer el 20 de enero como la fecha oficial para la investidura presidencial.

Luego de más de 80 años de esta decisión, la fecha se ha cambiado de nuevo en múltiples ocasiones ya sea por la dimisión, como el caso de Richard Nixon, o por la muerte del mandatario anterior, como ocurrió con el mismo Roosevelt, o su sucesor, Harry Truman y Lyndon B. Johnson, al igual que con el asesinato de John F. Kennedy.

¿Dónde se llevará a cabo?

El Inauguration Day tendrá lugar en la fachada oeste del Capitolio, recinto que alberga a las dos Cámaras del Congreso de Estados Unidos. Ante esto, es necesario recordar que la celebración inicia desde el día previo, cuando el presidente y el vicepresidente electos acuden a la tumba del soldado desconocido en el Cementerio Nacional de Arlington para depositar una corona de flores.

Una vez concluido este evento, Joe Bien y Kamala Harris deberán dirigirse al memorial de Abraham Lincoln, donde también acudirá el resto de la comitiva presidencial. Más allá de estar establecido en la Constitución, estos actos son una tradición en la que los nuevos mandatarios rinden honores a los veteranos de guerra y a los militares caídos durante las guerras en las que ha participado Estados Unidos.

El Capitolio es preparado para la ceremonia de Inauguración en 2009. (The White House)

¿Cómo será?

De acuerdo a las tradiciones estadunidenses, la noche del 19 de enero el presidente electo duerme su primera noche en la Casa Blanca, aunque lo hace en la residencia de visitantes, esto, debido a que al siguiente día hay un desayuno con el mandatario que termina su periodo, así como servicios religiosos.

En la sede del Congreso y el Senado los esperan miembros del poder judicial, ex presidentes y demás políticos. Allí, el presidente del tribunal supremo, cargo que es ocupado actualmente por John G. Roberts, Jr., tomará la protesta del funcionario, quien dará el tradicional discurso de investidura sobre una biblia.

“Juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de presidente de los Estados Unidos y que, en lo mejor de mi habilidad, preservaré, protegeré y defenderé la constitución de los Estados Unidos.”, prometerá.

Seguido del himno presidencial ‘Hail to the Chief’, sonarán 21 salvas de cañón y a continuación el presidente dará un discurso, sólo para concluir con el himno nacional. Después de un almuerzo con los miembros del Congreso, la comitiva y el nuevo presidente se trasladarán a la Casa Blanca. Algunos mandatarios han regresado a pie para caminar con la multitud, aunque otros han realizado el trayecto de casi tres kilómetros en auto.

El presidente Donald Trump se bajó de su limosina para saludar a la población en su desfile inaugural.

Una vez en la residencia oficial, el presidente que termina su turno se retira de la Casa Blanca en un tradicional viaje en helicóptero, símbolo del final de su mandato. Por su parte, el nuevo mandatario sigue la tradición de asistir a una gala para celebrar.

Cabe destacar que estos protocolos no están descritos en la constitución estadunidense, por lo que el nuevo presidente podría omitirlos. Sin embargo, se han transformado en una tradición que parece más difícil de romper.​

El Inauguration Day a través de los años

El artículo II, primera sección, cláusula 8, de la constitución estadunidense establece la obligación del juramento presidencial. El cual se llevaba a cabo en la privacidad de la Casa Blanca, tradición que se mantiene cuando la investidura no ocurre el 20 de enero.

La primera toma de protesta fue realizada por George Washington en 1798 y ha prevalecido hasta la actualidad. Más allá de un acto constitucional, la investidura también es una celebración, por lo que los ojos del mundo se centran en la celebridad que interpretará el himno nacional y en aquellos artistas que actuarán durante la gala.

En la toma de protesta de Trump, Jackie Evancho, segundo lugar del concurso America's Got Talent fue la encargada de cantar el himno nacional de Estados Unidos, mientras que Aretha Franklin y Beyoncé prestaron su voz para las tomas de protesta de Obama, en 2009 y 2013, respectivamente.

La asistencia también ha sido un gran determinante al considerar el éxito o el fracaso de una toma de posesión presidencial. De acuerdo con el Senado estadunidense, la investidura presidencial de Obama fue la más concurrida en toda la historia, con la asistencia de 1.8 millones de personas, aproximadamente.

La asistencia de la investidura de Obama en 2009 (izquierda) y la de Trump en 2017. (Especial)

​​lp​

NOTAS MÁS VISTAS