Migrantes son vacunados contra covid-19 en frontera México-EU con dosis de Pfizer

Se trata de más de mil dosis que fueron administradas en un albergue de Tijuana, Baja California, las cuales fueron compradas por una empresa de Estados Unidos.

Vacuna contra covid-19 de Pfizer-BioNTech. (Fernando Carranza)

Reuters

Más de un mil personas migrantes que se dirigen a Estados Unidos, principalmente de origen centroamericano, fueron vacunas contra el covid-19 en un albergue de Tijuana, Baja California, con la dosis de Pfizer, un hecho que se concretó tras una donación de una firma estadunidense, así lo reveló el director del refugio.

La vacunación contempló mil 200 dosis que fueron inyectadas a migrantes del albergue Embajadores de Jesús, el cual se encuentra la ciudad fronteriza. Esto genera en medio de los esfuerzos de Estados Unidos por contener el flujo de extranjeros indocumentados a su territorio y la pronta visita de Kamala Harris a México y Guatemala, la cual será en junio. 

Con respecto a la vacunación de los extranjeros hoy, Gustavo Banda, director del albergue, dijo que "esto es positivo, es la primera vez que se realiza. Fue una donación de una empresa privada, era sumamente importante vacunar a los migrantes porque nosotros somos un albergue de larga estancia donde ellos pueden pasar muchos meses, incluso un año". El encargado no reveló el nombre de la compañía.

"Por lo menos ya están vacunados, indistintamente del camino que ellos van a tomar, incluso algunos de ellos ya se 'titaron' (intentaron cruzar a Estados Unidos) nuevamente", agregó. Reuters consultó a varios albergues de migrantes y no encontró ningún otro caso similar.

Fue en diciembre cuando México se convirtió en el primer país de Latinoamérica en adquirir vacunas contra el covid-19, pero a pesar de los esfuerzos para abastecerse del biológico solamente ha inoculado al 10.6 por ciento de su población, según datos oficiales.

En los últimos meses autoridades de México, Estados Unidos y de los países del denominado Triangulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras) han intensificado los filtros sanitarios en sus fronteras, restringiendo el paso de migrantes.

Organismos de derechos humanos han criticado estas medidas por considerarlas un pretexto para contener el paso de los miles de centroamericanos que se desplazan al norte huyendo de la violencia y la pobreza, agravada tras el paso de dos devastadores huracanes el año pasado.

OMZI

NOTAS MÁS VISTAS