PS5 y Xbox Series X, la doble batalla de consolas

FT MERCADOS

Con la PS5 y Xbox Series X, Sony y Microsoft buscan igualar el éxito de sus consolas, pero la competencia real será con los juegos para smartphones.

Las nuevas consolas de  Xbox y PS5 tienen un costo similar (499 dólares), pero la versión sin disco tendrán un costo menor.

Tim Bradshaw, Kana Inagaki y Leo Lewis

Cuando Sony lanzó el PlayStation 4 en noviembre de 2013, algunos países hicieron ventas ordenadas y otros hicieron enormes filas. En algunos, incluso, hubo multitudes en estampida y caos que derrumbaron los estantes. 

Las escenas, a las que unos días después le siguieron peleas similares por el Microsoft Xbox One, tenían todos los ingredientes de los clásicos lanzamientos de consolas llenos de adrenalina. Hubo un exceso de demanda, oferta limitada, los aficionados más acérrimos más grandes y la grandiosa promesa de una nueva era para una industria global de videojuegos, que ahora tiene un valor estimado de 145 mil millones de dólares (mdd) al año. 

Siete años más tarde, Microsoft lanzó su Xbox Series X y Sony su PlayStation 5 los pasados 10 y 12 de noviembre, respectivamente, y ambas compañías esperan que este lanzamiento simultáneo iguale el entusiasmo que provocaron los productos de la generación pasada. 

“Es el lanzamiento de consolas más grande que se haya visto en la industria”, mencionó David Gibson, analista de Astris Advisory en Tokio. Él cree que, para Sony en particular, la combinación de la pandemia y la nueva consola le da una oportunidad única de impulsar sus negocios de juegos, música y películas en una plataforma única. 

“El gran factor aquí... es que también hay una ausencia de otro tipo de entretenimiento como la música en vivo, los deportes y el cine, mientras que los juegos son interactivos y están fácilmente disponibles”, dijo Gibson. 
El Dato...
9 millones
De las nuevas PlayStation 5 y Xbox Series X se espera se vendan al cierre del año

Estos dos lanzamientos de hardware de alto costo se producen en un contexto de rápidos cambios en la industria que algunos ven como una amenaza existencial para productos como el Xbox y el Play-Station.  A medida que la tecnología en la nube y las conexiones a internet han mejorado, la gente descarga o transmite cada vez más juegos en sus teléfonos para jugar en tiempo real. 

Al reflexionar sobre ese cambio, Hiroki Totoki, director financiero de Sony, dijo a los inversores que el verdadero campo de batalla no es el hardware. “Creo que la esencia de la competencia no son las utilidades anuales (del PS5) sino cuánto podemos expandir el universo de los vi- deojuegos en el largo plazo”. 

El jefe de juegos de Microsoft, Phil Spencer, dijo que las dos métricas que observa no son las ventas de consolas, sino la cantidad de jugadores y cuánto tiempo pasan jugando. “Sabemos que con el tiempo, llegan los gastos y los ingresos y los otros pilares del negocio”. 

Entre Sony y Microsoft, calcula Ampere Analysis, deberían venderse poco menos de 9 millones de consolas en todo el mundo a partir de este momento hasta finales de 2020, pero esto será durante las condiciones extraordinarias que provocó la pandemia. 

“Nosotros (Sony y Microsoft) estaremos más limitados en la oferta que en la demanda”, dijo Spencer. “La batalla por la demanda de consolas se dará en la próxima temporada navideña. Al principio, espero que los estantes estén vacíos”. 

Algunos analistas calculan que, dados los desafíos de construir y distribuir su nueva máquina en la crisis actual, Sony podría perder hasta 170 dólares por cada PS5 que venda, y es posible que no alcance el punto de equilibrio en el hardware durante tres años. 

Microsoft también advirtió a los inversionistas que el lanzamiento de Xbox será un lastre para los márgenes brutos generales este trimestre, algo sobre lo que Spencer insistió en que se encuentra relajado. “Para nosotros está muy bien subsidiar las ventas de consolas para ganar un cliente que, durante la vida de la consola, (significará) que podemos manejar un negocio rentable”, dijo. 

La nueva máquina de Sony costará 499 dólares. Esta suma es 100 dólares más que el PS4, que tiene una base de usuarios global de más de 110 millones, aunque una versión sin disco estará disponible por 399 dólares. El nuevo Xbox costará lo mismo, pero con una versión exclusivamente digital de 299 dólares. 

Jim Ryan, jefe de PlayStation de Sony, mencionó recientemente que la compañía espera vender más PS5 en el año hasta marzo que hace siete años, cuando se lanzó el PS4. 

La pandemia también cambió la forma como la gente juega, con más usuarios que descargaban los juegos y utilizaban los servicios de suscripción mientras las tiendas estaban cerradas. 

“El covid-19 aceleró un cambio para la industria de videojuegos hacia servicios de suscripción y descargas que a la industria de la música le tomó una década cuando se hizo el cambio de los discos compactos”, dijo Hamamura.

srgs


NOTAS MÁS VISTAS