Enrique Serna
  • Escritor. Estudió Letras Hispánicas en la UNAM. Ha publicado las novelas Señorita México, Uno soñaba que era rey, El seductor de la patria (Premio Mazatlán de Literatura), El vendedor de silencio y Lealtad al fantasma, entre otras. Publica su columna Con pelos y señales los viernes cada 15 días.
  • El espejo creador

    En las civilizaciones antiguas, la diferencia entre poesía y religión era muy difusa, si acaso existía, y el México prehispánico no fue una excepción.
  • Enemistades legendarias

    La industria del chismorreo ya desbancó a la literatura como principal proveedor de historias para el cine y la televisión.
  • Indicios de pánico

    Los mayores de 40 años nunca olvidaremos cómo eran las campañas electorales en tiempos del antiguo régimen
  • Niños con mecapal

    Se supone que el principal objetivo de nuestra educación pública es reducir al máximo el número de niños predestinados a la pobreza.
  • El árbol de la utopía

    Desde su destape como precandidata al gobierno capitalino, Clara Brugada se ha proclamado campeona de la utopía.
  • El gran jefe Gómez Cruz

    La guadaña nos arrebató el sábado pasado a otra gran figura del espectáculo: el soberbio actor Ernesto Gómez Cruz
  • La rosa narcótica

    En el México antiguo, las tertulias de flor y canto eran algo parecido a las jam sessions de los jazzistas.
  • Graco Ramírez: no al retroceso

    A diferencia de otros compañeros de lucha que jamás han reconocido un error, Graco sí ha intentado aprender de los suyos.
  • El mayor tesoro

    Pese a las conquistas de la comunidad gay en el campo de los derechos civiles, la homofobia sigue teniendo bastiones muy fuertes