Narcomenudeo se triplica en México y alcanza niveles históricos en 2020

Entre enero y mayo se denunciaron 31 mil 795 delitos por venta y distribución de droga en el país, lo que significa un aumento de 14.5% con respecto a 2018.

La venta y traslado ilegal de pequeñas dosis de droga es uno de los delitos con mayor crecimiento en 5 años. (Especial)
El narcomenudeo a nivel nacional llegó a un récord en enero y febrero, pero se frenó por la epidemia de covid-19. (Especial)

Rafael López

Durante los primeros cinco meses de 2020 se denunciaron 31 mil 795 delitos por narcomenudeo en el país, la cifra más alta desde que las autoridades comenzaron a medir este crimen en 2015.

Este récord se presentó pesar de que en abril y mayo hubo una caída generalizada en la incidencia delictiva a escala nacional, provocada, en gran medida, por el confinamiento voluntario que realizó gran parte de la población para detener la propagación de la epidemia por covid-19.

De hecho, la Jornada Nacional de Sana Distancia ayudó a que las carpetas de investigación por narcomenudeo regresaran a niveles similares a los que se registraban en los últimos dos meses del año pasado.

De acuerdo el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los informes mensuales revelan que los delitos por venta y traslado ilegal de pequeñas porciones de drogas se incrementaron 14 por ciento con respecto a las 27 mil 989 denuncias presentadas entre enero y mayo de 2019.

Los números oficiales revelan que desde el inicio de la cuarentena se reportaron 11 mil 273 carpetas de investigación, un número aun mayor al que se presentó en el periodo noviembre-diciembre de 2019 cuando hubo 11 mil 175 casos.

A inicios de año, las denuncias por narcomenudeo presentaron un récord mensual con 7 mil 116 denuncias en enero y para febrero las averiguaciones bajaron a 6 mil 591, mientras que en marzo subieron a 6 mil 815 casos.

Cifras del SESNSP para la capital del país muestran que en los primeros cinco meses de este año se denunciaron 2 mil 481 delitos por narcomenudeo, lo que representa un incremento de 21.3 por ciento en comparación con los registros del mismo periodo del año pasado.

En enero y febrero se vivieron los meses más problemáticos en el año con 654 y 565 denuncias respectivamente; para marzo las carpetas de investigación bajaron hasta 440 casos y para abril, ya con la cuarentena iniciada y en sus máximos niveles los reportes, cayeron hasta los 316 casos.

Para mayo las autoridades capitalinas esperaban una disminución aun mayor de los crímenes como el robo y los homicidios dolosos, lo cual se terminó dando, pero en el narcomenudeo los casos en mayo aumentaron 58.8 por ciento tras presentarse 502 denuncias.

Los estados que concentran más denuncias por la venta y distribución de pequeñas cantidades de estupefacientes en el periodo enero-mayo son Guanajuato con 5 mil 629 carpetas de investigación, seguido por Coahuila con 4 mil 414 casos y Baja California con 4 mil 363 reportes.

Por detrás de esas entidades se encuentran Chihuahua (2 mil 833), Nuevo León (mil 567), Estado de México (mil 438) y Aguascalientes (mil 360).

La presencia del narcotráfico en el país se ha intensificado en los últimos meses con diversos ataques en donde los grupos delincuenciales quitan la vida a por lo menos una decena de personas, como los 12 cuerpos arrojados en Caborca, Sonora, el 20 de junio pasado; la masacre de 15 indígenas oaxaqueños en la comunidad San Mateo del Mar al día siguiente.

Los ataques de los cárteles por recuperar territorio y vías de distribución también ocasionaron que 16 personas fueran ejecutadas en Fresnillo Zacatecas el 26 de junio y que el 1 de julio 26 jóvenes fueran masacrados en el anexo de la comunidad de Arandas, en Irapuato, Guanajuato.

La fuerza del narcotráfico también ha tocado a la Ciudad de México, cuando el 26 de junio el jefe de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina, Omar García Harfuch, sufriera un atentado en el que resultó herido por arma de fuego y en el que murieron dos de sus guaruras.

NOTAS MÁS VISTAS