Triunfo de Biden se traduce en presión para México: académicos

El investigador en Relaciones Internacionales de la BUAP destacó que el resultado traerá complicaciones a la gestión que encabeza el presidente de México.

Paulino Ernesto Arellanes Jiménez, investigador en Relaciones Internacionales de la BUAP. (Especial)

Jaime Zambrano

La victoria de Joe Biden como presidente de Estados Unidos se traducirá en una mayor presión para México porque se presentarán presiones para impulsar energías limpias y cumplir los acuerdos del T-Mec que fue confeccionado y avalado por el Partido Demócrata, explicó el investigador en Relaciones Internacionales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Paulino Ernesto Arellanes Jiménez.

Después de que Joe Biden se convirtió en presidente electo de Estados Unidos luego de que ganó los estados de Pensilvania y Nevada para alcanzar 290 votos electorales, superando los 270 necesarios, Arellanes Jiménez destacó que el resultado traerá complicaciones, en particular, para la gestión que encabeza el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista para MILENIO Puebla, el investigador de la BUAP destacó que con Donald Trump, México ya había encontrado el camino para negociar y para evitar alza de aranceles controlando el flujo migratorio; sin embargo, con Biden se tendrán que establecer nuevas negociaciones.

“La presión será en las energías alternativas. Esto le pegaría a México que está apostando a Pemex y al hidrocarburo. Biden buscará dar mayor presencia a las empresas norteamericanas. Biden cuidará los intereses de las empresas y buscará que se abra más en México a la llegada de inversiones extranjeras, en particular del veino del norte”, apuntó.

Para el investigador de la máxima casa de estudios, Biden estará más pendiente de que se cumplan con los acuerdos del T-Mec a favor de Estados Unidos y podrían llegar inspectores a México para revisar aspectos como las cláusulas laborales.

“No hay que perder de vista que el T-Mec fue avalado por los integrantes del Partido Demócrata luego de que le hicieron diferentes ajustes. Al final, el T-Mec se hizo de acuerdo a los intereses de los demócratas y Trump aceptó como parte de las negociaciones”, apuntó.

Por separado, José Luis García Aguilar, investigador en Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana Puebla, destacó que las elecciones en Estados Unidos se dan a través de votación directa y del Colegio Electoral, el cual es responsable de decidir quién será el nuevo mandatario, en este caso, Joe Biden.

Destacó que la judicialización del proceso que inició el presidente actual, Donald Trump, forma parte del Estado de Derecho en caso de que el resultado le parece que no es lo suficientemente contundente.

“A pesar de todas las críticas, la democracia norteamericana es madura: hay procesos claros y participación amplia, aun en la pandemia. Pese a que el presidente Donald Trump ha descalificado el proceso, el fraude que acusa todavía no es comprobable”, comentó.

Destacó que la polarización social del país vecino se evidenció en la estrechez en el resultado y, a pesar de la derrota del republicano pierda, el trumpismo quedará presente en la vida pública de Estados Unidos.

“Joe Biden tendrá la encomienda de reconstruir el tejido social a nivel nacional y en las relaciones con otros países”, destacó García Aguilar.

mpl

NOTAS MÁS VISTAS