Un homenaje a México en Polanco

Recomendación | La Bikina

La propuesta culinaria está a cargo de la chef Alejandra Arratia, que te ofrece experiencias únicas en cada bocado.

Encuentras desde tostadas de médula hasta tuétanos. (Especial)
Laura Escamilla Soto
Ciudad de México /

Cocina mexicana con un toque cantinero y una extensa cava de mezcales es lo que hace de La Bikina, uno de los restaurantes más concurridos de Polanco.

La Bikina se encuentra en el espacio que antes ocupaba el restaurante D.O, que ahora está decorada con cuadros de Emiliano Zapata y Porfirio Díaz, así como otras obras de arte, todas de las galerías Rubiko y Cariño Mexicano.

Pero de lo más atractivo que tiene en decoración este lugar son los dos enormes murales que hay en el restaurante: un corazón enorme de un rojo vibrante que impresiona, y una representación de La Bikina, que se puede apreciar en todo su esplendor desde el segundo piso del restaurante.

SERVICIOS PRIVADOS

El lugar también cuenta con un salón privado para ocho personas, en donde podrás organizar tus comidas de trabajo o pequeños festejos. Otro de los servicios es la opción de rentar cavas personalizadas para quienes deseen tener su bar particular.

Si te gusta la coctelería, déjate enamorar por el Corazón Ahumado, que desprende un aromático vapor; el Orgullo Mexicano, a base de jugo de piña y cítricos, y el Zapata, que es el emblema de la casa.

Una de las mejores experiencias que puedes tener en La Bikina es que al llegar te ofrecen una cata de sales que han sido preparadas en exclusiva para este restaurante de espíritu cantinero. Lo mejor es que te las presentan en la mesa sobre un plato de piedra, acompañadas de un alacrán frito, que si lo desea, puede comer, acompañado de un trago de mezcal. Solo para los verdaderos amantes delos insectos.

La propuesta culinaria está a cargo de la chef Alejandra Arratia, que te ofrece experiencias únicas en cada bocado. La carta es muy extensa y variada, por lo que, si es tu primera vez en el lugar, puedes optar por las sugerencias de la chef.

PARA COMPARTIR

Si lo tuyo es convivir con los demás y compartir, te sugerimos que pidas entradas al centro, que van desde tacos mineros rellenos de costilla y bañados con salsa de tomate asado, a los de chicharrón de ribeye y tripa, o los Rojo Allende, a base de sirloin, aderezados con papa, cueritos encurtidos y salsa de jalapeño rojo. Vienen cerrados con minipinzas de ropa para darles un toque aún más mexicano.

Las tostadas de médula en escabeche o las llamadas Frida a base de atún con aderezo de chile morita y crujiente de zanahoria son otra gran opción. También hay tuétanos al ahumador, acompañados con chorizo norteño, frijoles y esquites, que se acompañan de tortillas hechas a mano.

LOS PLATOS FUERTES

Nuestras recomendaciones en este rubro son el lechón al horno que está ahumado al mezquite, los langostinos preparados a la parrilla que la chef salsea con mole negro, o la estrella de la carta: el filete de res asado en una plancha de sal y que se flamea con sotol y se acompaña de huevos de codorniz.

La estrella dulce es el pan de elote, hecho sin harina ni gluten, que se acompaña con dos mermeladas: de jitomate y de huitlacoche.

ADEMÁS

DESTILADOS

La cava cuenta con más de 300 etiquetas mayoritariamente de mezcales, pero también hay destilados de agave, como tequila y sotol.

LAS MÁS VISTAS