Reunión virtual entre AMLO y Kamala Harris "no tiene sentido": Porfirio Muñoz Ledo

"Yo no me explico por qué hay una llamada para acordar otra llamada dentro de un mes", sostuvo el diputado, quien consideró que el evento busca tapar el desplome del Metro.

Muñoz Ledo aseguró que ningún país de Centroamérica "ha dicho que quiere a Sembrando vida", pues no resuelve el tema de la migración.

Armando Martínez

El diputado Porfirio Muñoz Ledo aseguró que la llamada que sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, “no tiene sentido”, toda vez que bajo su percepción, el legislador dijo que “todo lo que se sabe es un boletín” y que únicamente realizaron la conversación para acodar otra llamada.

“Todo lo que sabemos es un boletín, yo no me explico por qué hay una llamada para acordar otra llamada dentro de un mes, eso ya se sabía que se estaba tramitando, la agenda se ve entre las cancillerías”, sostuvo en entrevista con MILENIO.

¿Qué saber de la llamada de la llamada entre el presidente López Obrador y la vicepresidenta Kamala Harris?

Todo lo que sabemos es un boletín, yo no me explico por qué hay una llamada para acordar otra llamada dentro de un mes, eso ya se sabía que se estaba tramitando, la agenda se ve entre las cancillerías.

Querían meter ahora una foto de una noticia que no existe, una cortina de banderas, una cortina de humo, en todos los medios, primeras planas, el presidente con bandera americana y una mexicana, yo no veo a qué viene la bandera norteamericana con un dignatario de Estados Unidos.

Y si se van a reunir, no tiene sentido que hagan una llamada para decir “nos vemos este lunes”, ¿dónde está el sentido diplomático?

Francamente parecemos una república bananera, por las dos fotografías en primeras planas, siendo que no ocurrió absolutamente nada.

¿Cuál es su opinión sobre que el presidente plantea Sembrando Vida para Centroamérica?

No tiene sentido que hable a nombre de otros países, de Guatemala, Honduras y El Salvador, como si fueran los dueños, como si fueran sus franquicias, ninguno ha dicho que quiere a Sembrando Vida en sus países, siendo que no resuelve el problema de la migración, vuelven con lo mismo.

La única solución para la migración es el desarrollo de América Central, ese argumento de Sembrando Vida termina siendo enclenque y además en sus términos actuales es un tema humanitario.

Vimos un caso similar en el sexenio de Vicente Fox, con el Plan Puebla-Panamá, entonces era un tema claro, era un compromiso del Banco Interamericano de Desarrollo  (BID) con el economista Enrique Iglesias, para comunicaciones.

A propósito del metro y de trenes elevados, un tren elevado de Guatemala a Tapachula es justamente lo que no quieren: la conectividad, quieren sellar la frontera del sur, no hicieron interconectividad, que era lo lógico.

Había además, una serie de recursos federales etiquetados, no humo como ahorita, eso lo hizo el ex subsecretario de Hacienda, Santiago Levy, ponía acciones concretas en puntos concretos para estimular sectores por México y Estados Unidos, había un esquema, lo que quieren ahora tapar el Sol con un dedo y el Sol es el colapso del Metro, quieren conmocionar al país.

Resulta ilusorio que se hable de que Estados Unidos y México quieran combatir la corrupción, ya que tendrían que firmar un tratado que comprometa a los dos Estados.

Acabamos de depositar en la Cámara una nueva Ley de Tratados, ¿apoco se van a poner de acuerdo ahí dos agencias de gobierno para programar ataques a la corrupción? Un asunto de esta naturaleza, tan delicado y complejo, requiere acuerdos que pasen por el Senado.

¿Cuál debería de ser la cooperación bilateral en el tema migratorio?

No hay una política definida, México siempre lo hizo por debajo del agua, desde hace muchos años, y Estados Unidos, con tal de sellar la Frontera Sur, de manera que no vengan las caravanas.

De acuerdo con el artículo 11 de la Constitución, se establece el libre tránsito de las personas, México debe garantizar ese derecho, digan lo que digan.

Debieran más bien reaccionar en un diálogo, por ejemplo, el presidente Biden declaró la semana pasada que no permitiría el tránsito de niños mexicanos, ¿los va a encerrar? Es una declaración muy delicada para un país democrático, es políticamente incorrecto, humanitariamente innecesario y jurídicamente impugnable ante Naciones Unidas.

Eso es lo que hay que sentarse a hablar, no con llamaradas, se acabó la era de Trump, con Biden se abría la perspectiva de una disonancia orgánica, que discutan esos problemas, pero eso no es un asunto bilateral.

AESC

NOTAS MÁS VISTAS