Cómo desalojar a un inquilino de tu propiedad legalmente

Al poner una propiedad en renta, los arrendadores corren el riesgo de encontrarse con arrendatarios difíciles de tratar o que causan daños a los inmuebles.

Es importante que los dueños tengan cuidado con la forma en la que notifican y realizan el proceso para desalojar a un inquilino.

Milenio Digital

Existen distintas razones por las que un arrendador se ve en la necesidad de desalojar a un inquilino; ya sea por faltas graves al contrato, por dañar la propiedad, por falta de pago o porque se necesita hacer uso del inmueble para fines personales, es importante que los dueños tengan cuidado con la forma en la que notifican y realizan el proceso para desalojar a un inquilino con el propósito de evitar problemas legales.

Toma en cuenta estas cinco recomendaciones que Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, nos ha compartido y realiza este proceso de forma segura y rápida, cuidando tu patrimonio sin afectar a terceros.

Cómo desalojar a un inquilino legalmente:

Notifica al inquilino con anticipación

El primer paso para desalojar a un inquilino, sin caer en una falta legal grave, es notificarle con anticipación tu petición y las razones por las que estás realizando esta solicitud. Existen tres tipos distintos de notificaciones con causa previas a tomar acciones legales en el proceso para desalojar a un inquilino:

La primera se otorga cuando un arrendatario no ha realizado un pago puntual de la renta y su deuda acumulada corre peligro de aumentar. En este caso, el arrendador dará un periodo específico en el que se deberá saldar la deuda, de cinco a siete días, o el inquilino deberá desalojar la propiedad.

A la segunda clase de notificación se le denomina de subsanación o abandono y se envía a arrendatarios que fallaron a una cláusula menor del contrato de arrendamiento, como dándole un mal uso a las instalaciones, causando daños menores pero constantes, introduciendo animales en espacios prohibidos, fumar en espacios libres de humo, entre muchas otras faltas.

En este caso al arrendatario se le otorgará un periodo negociable para reparar dicha falla o deberá abandonar las instalaciones antes de que se inicie un proceso legal de desalojo.

El tercer tipo de notificación para desalojar a un inquilino se denomina de abandono incondicional y tiene como característica principal ser la más estricta de los tres tipos de avisos.

Esta notificación no da oportunidad a los arrendatarios de seguir habitando la propiedad, aun cuando tengan el interés de enmendar lo ocurrido. Debido a su severidad, estas notificaciones solo pueden otorgarse cuando un inquilino ha incurrido en faltas mayores al contrato de arrendamiento o que pongan en peligro la seguridad de otros, por ejemplo:

  • Acumular un adeudo de más de tres meses de renta
  • Haber recibido una notificación de subsanación y hacer caso omiso
  • Llevar a cabo actividades ilegales
  • Haber dañado la propiedad gravemente

Respalda las causas con el contrato de arrendamiento

Un contrato de arrendamiento de inmueble es un documento que legaliza el proceso de rentar una propiedad como vivienda, local comercial o para los fines que más le convengan a un tercero.

En él se estipulan los datos completos del arrendador, del arrendatario y de la vivienda a alquilar. Así mismo sirve como protección para ambas partes en caso de que sus derechos se vean en peligro, mientras que les otorga obligaciones indispensables para llevar una relación cordial y de mutuo respeto.

Las cláusulas de un contrato de arrendamiento son indispensables al momento de desalojar a un inquilino ya que funcionan como respaldo ante cualquier reclamo que, tanto el arrendador, como el arrendatario, necesiten realizar.

Como dueño de la propiedad es necesario que redactes de forma clara todas las reglas que un inquilino debe seguir para evitar tener problemas personales y legales. Desde el uso que se le debe dar a la propiedad, cláusulas especiales acerca de remodelaciones o subarrendamientos, el monto exacto a pagar por la renta de la vivienda, cada cuanto debe realizarse este pago y distintas condiciones especiales que asegurarán que el proceso de desalojo sea benéfico para ti.

Así mismo es muy importante evitar redactar cláusulas abusivas en el contrato de arrendamiento que en lugar de ayudarte, te perjudicarán y pondrán en peligro tu economía, seguridad legal y personal.

Toma en cuenta el tiempo de desalojo

Cuando un arrendador desea desalojar a un inquilino sin una causa específica, es necesario que le otorgue un plazo de 1 a 3 meses para encontrar una vivienda adecuada y brindarle la oportunidad de mudarse sin prisas o problemas.

De lo contrario, el inquilino podría apelar que sus derechos están siendo violados al negársele la oportunidad de rentar una nueva vivienda que cuente con todos los servicios necesarios para disfrutar de una estancia digna.

Recopila evidencias de lo ocurrido

Al tener la intensión de desalojar a un inquilino, en caso de que no haya hecho caso de ninguna de las notificaciones previas y se niegue a abandonar la propiedad, será necesario que recopiles toda la evidencia de lo ocurrido para comenzar un juicio legal de desalojo.

Por ejemplo, si existen daños a la propiedad, puedes tomar fotos de los desperfectos; así mismo, deberás guardar copias de los recibos pagados, evidencias de la deuda acumulada y las notificaciones entregadas al inquilino incluyendo en ellas la fecha de entrega y la firma de conocimiento del arrendatario.

En caso de que el arrendatario incurra en faltas menores, como fumar dentro de las instalaciones o introducir animales en espacios prohibidos, puedes recolectar testimonios de vecinos o imágenes cámaras de vigilancia que prueben que tu causa en válida y que viola cláusulas del contrato de arrendamiento firmado por ambas partes.

Asesórate antes de presentar una demanda

Una demanda de desalojo es un proceso legal llevado a cabo con asesoría de un abogado. Su realización puede ser tardada dependiendo de la situación del arrendatario y del momento en que se le notifica el proceso en su contra. Conlleva distintos requisitos legales que ayudan a los arrendadores a desalojar a un inquilino eficientemente cuando este ha hecho caso omiso de todas las notificaciones y acciones solicitándole que abandonara la propiedad.

Una vez ganada esta demanda, el proceso para desalojar a un inquilino requerirá que el propietario contacte a una autoridad que notifique al arrendatario de lo ocurrido y lo escolte fuera del inmueble con todo y sus pertenencias.

Estos son los aspectos más importantes que tomar en cuenta al desalojar a un inquilino de una propiedad. Recuerda que llevar este proceso al pie de la letra, entregando las notificaciones necesarias y esperando la reacción de las autoridades, asegurará que puedas recuperar tu propiedad sin generar problemas legales graves que te podrían afectar en el futuro.

NOTAS MÁS VISTAS