Planear 2021, un reto para las mamás emprendedoras

Mompreneur por Laura Ramírez Delgado

Para ser mamá y emprender se requiere reinvención, propósito y planeación.

Laura Ramírez Delgado

No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Faltan días para la llegada de mi bebé. Con ello, también se acumularon un montón de tareas que, por supuesto, fueron dejadas al último porque en su momento parecía muy lejano este inicio de diciembre.

¿Qué cosas se amontonaron? Bueno primero tenemos las obvias e inmediatas a tratar, lavar la ropa del bebé, arreglar la habitación y preparar la maleta para el hospital. También otras que se volverán permanentes y tendrán que irse renovando constantemente, como pañales y biberones. Y habrá otras cosas que serán necesarias conseguir sobre la marcha sin ser planeadas.

Tuve casi nueve meses para tener todo listo y no lo hice. ¿Sabes por qué? Me ganó el atender lo urgente e ir dejando de lado, y para otro momento, lo importante. ¿Te suena familiar? Esto es algo que nos pasa mucho en la vida personal y en la vida profesional.

Me atrevo a decir que para quienes tenemos un emprendimiento es algo bastante cotidiano. Cuando tú eres la cabeza de un negocio no solo tienes una tarea que cumplir, te vuelves una todologa que debe resolver para que el proyecto pueda continuar. Y en esta marea de ir liberando tareas pendientes, se va quedando poco a poco lo importante.

¿Qué es lo importante al emprender? Vender, crecer, mejorar procesos, llegar a más personas, tener más prospectos, entre tantas y tantas cosas que requieren su tiempo. No hay un momento ideal para abordar estos temas, pero la llegada de diciembre puede ser un muy buen pretexto para empezar y hacer una planeación para el próximo año.



¿Cuál es tu objetivo para 2021?

Este cierre de año es un gran momento para pensar en qué quisieras lograr en 2021. ¿Quieres crecer? ¿Quieres estabilizarte? ¿Quieres ganar más dinero? ¿Quieres emprender? ¡Ahora es cuando puedes materializarlo!

Pensar en periodos y ciclos nos ayuda a cerrar temas pendientes y a aventurarnos a hacer cosas nuevas. ¡Aprovecha esta energía! Escribe tu objetivo principal para el próximo año, es importante irle poniendo nombre y apellido a lo que quieres lograr.

Ahora, ponle un número y desglósalo en el calendario.

Es fundamental ponerle número a tu objetivo 2021. ¿Es una cantidad de dinero a ingresar? ¿Es un número de clientes que lograr? ¿Es una cifra de ventas realizadas? Tú vas a decidir, de acuerdo con lo que hagas.

Una vez decidido la meta en dígitos, es momento de dividirla a lo largo del año. Hazlo primero de forma semestral, luego trimestral y por último mensual. ¡Ahí está lo que debes alcanzar!

Dedícale tiempo a tu emprendimiento.

Es muy importante que dediques tiempo a la estrategia de tu negocio. Una recomendación que me ha funcionado bastante es asignar un número de horas determinadas a la semana únicamente para trabajar en temas relacionados con mi empresa.

¿Cuánto tiempo? El que puedas cumplir, siempre y cuando sea constante. Aunque sea una hora, pero que no la destines a algo diferente. En ese tiempo piensa en estrategias para crecer, en qué te gustaría hacer y en cómo llegar a tus metas.

Integra tus metas personales

Ser mamá no facilita la tarea de hacer una planeación 2021, pero tampoco tiene que impedirla. Una forma de integrar la maternidad y el emprendimiento es hacer coincidir metas y calendarios.

Si realizas el mismo proceso, puedes tener claras tus metas personales y como mamá para el próximo año y delimitarlas en un calendario que fluya de manera integrada con tus objetivos como emprendedora.

m{1126675}

Twitter: @lalaramdel

Instagram: @lalaramdel

Facebook: @lalaramdel

NOTAS MÁS VISTAS