Jesús Martínez, el mexicano que vendía flores en la calle y hoy gana miles de dólares haciendo arte NFT

Entrevista

Jesús Martínez es un artista de Los Ángeles. Él y sus padres vendían flores para ganarse la vida en EU. Hoy, las obras digitales de Jesús se cotizan en miles de dólares.

Jesús Martínez, artista digital. | Fotos: Cortesía. Diseño: Mauricio Ledesma/Milenio.
Elisa Villa Román
/

El mexicano Jesús Martínez recuerda que sus primeros dibujos fueron trazos sobre hojas de papel que hizo cuando era niño. Durante años, él y sus padres vendieron flores en las calles de Los Ángeles para ganarse la vida. Hoy, Jesús realiza arte NFT que vale miles de dólares

La historia de Jesús recorrió los titulares de distintos medios en Estados Unidos: el joven que tuvo un origen humilde y hoy es un artista consolidado.

A sus 24 años, Jesús puede decir que el arte le ha cambiado la vida. En entrevista con MILENIO, cuenta cómo fueron sus primeros pasos como vendedor de arte criptográfico y que su mayor sueño es ser filántropo.

"No lo esperaba. Nada más quería hacer arte y poner un mensaje de amor y luz en el mundo. Todos tenemos una historia y al final es lo único que nos vamos a llevar.", dice. 
"El Destino Bonito". Una de las obras más recientes de Jesús Martínez. | Cortesía

Su pasión por la ilustración digital inició en la escuela secundaria, cuando en sus clases de arte le mostraron los software de gráficos, y más tarde estudió comunicaciones en la Universidad Estatal de California, Northridge.

Poco a poco se abrió camino en el mundo de los NFT, o tokens no fungibles, que son activos digitales que se compran y se venden usando criptomonedas

Al inicio su familia vio con escepticismo cómo las obras de Jesús se cotizaban por altas sumas de dinero. Una de ellas se vendió en 150 mil dólares.

"Mi papá lo entendió, me dijo que al pasar el tiempo nuestro dinero va cambiando. Y ahora va cambiando del papel a dinero digital", comenta.

¿Qué significa NFT, por qué es tan popular el término y para qué sirve?

"Queríamos salir adelante"

Sus padres, Aniceto y Silviana, son originarios de Puebla y Durango y llegaron a Estados Unidos en 1992 sin saber hablar inglés. Jesús nació en 1997 y tiene doble nacionalidad. Por años la familia de dedicó a la venta de flores en gasolineras y graduaciones de escuelas, experiencia que Jesús recuerda con cariño.

"Queríamos salir adelante. Muchos venden flores, tacos, raspados en la calle, día a día, luchando por vivir. Cuando estaba chico todo el dinero se iba para la renta y comida. Nada de inversiones ni ropa de lujo. Eso me ayudó a educarme en cómo hacer negocios y a valorar las cosas en la vida", dice Jesús.

Y agrega que el arte siempre ha estado presente en la historia de su familia. "Mi mamá me platicó que mi abuelito era mariachi en México".


Apoyar a la comunidad: una de sus principales metas

Jesús dice que siempre le ha fascinado la tecnología que tiene un impacto positivo en el mundoUna de sus principales metas es apoyar en la construcción de escuelas en los pueblos donde crecieron sus papás.

"Desde chiquito quise ser filántropo. Pero me decían que eso era casi imposible. Que para alguien que viene sin nada, sin dinero, es difícil. Necesitas ser un millonario o venir de una familia que tiene dinero. Pero yo les quería enseñar que con el arte ya está siendo posible", dice.

También espera apoyar causas como el cambio climático y la salud mental, esta última debido a que su papá vive con depresión. 

Jesús comenta que la mayor parte del dinero será destinado a esas causas y que además, le gustaría regalarle un auto nuevo a su papá, pues en su familia nunca han estrenado un vehículo.

La mayoría de sus clientes son coleccionistas de arte en Nueva York y Los Ángeles. A pesar del éxito, admite que todavía se siente tímido cuando se tiene que expresar frente a otras personas.

"Era un 'nerdy' en la escuela, casi no me gustaba hablar y todavía estoy aprendiendo a hablar en los medios, crecí siendo muy tímido".

Antes de colgar, Jesús reflexiona sobre los mensajes que quiere comunicar a través del arte.

"El mundo es más grande que uno. A todos nos gusta la comida, el arte y la música. No importa de dónde viene la gente, esas tres cosas son universales y todos las podemos entender".  
¿Cómo se cotiza el arte NFT?

Si trasladamos 'El David', de Miguel Ángel, al mundo digital, la escultura original sería un NFT: una obra de arte única. Si estuviera a la venta, se tendría que pagar por el original.

Otros podrían adquirir una copia, pero su valor sería distinto.

Del mismo modo, cada NFT posee un valor diferente y depende en gran medida de un pico de popularidad. Además, aumentansu valor con el paso del tiempo y es posible revenderlos por altas sumas de dinero.

evr

NOTAS MÁS VISTAS