Ola de calor al oeste de EU afectará cultivos y animales endémicos, señalan especialistas

Osos, linces, coyotes y distintos cultivos están en peligro ante la ola de calor y la sequía que azota al oeste del país.

Fotografía del lecho seco del Lago Mendocino, el 22 de junio de 2021, en Ukiah. (EFE)

EFE

La ola de calor que azota estos días el oeste de Estados Unidos, con temperaturas cercanas a los 50 grados centígrados, ha puesto en riesgo al sector agricultor del país y las vidas de decenas de especies autóctonas en los estados de California, Oregón y Washington, acostumbradas a un clima más frío en esta época del año.

Así lo explicaron varios científicos, como la especialista en crisis climática de la Universidad Estatal de Washington (WSU, en sus siglas en inglés), Deepti Singh, que se encuentra en uno de los estados más impactados por las altas temperaturas.

Precisamente, Seattle, la ciudad más grande de ese estado, alcanzó este lunes los 42.2 grados centígrados, la temperatura más alta registrada en toda la serie histórica del Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en sus siglas en inglés), que se remonta a 1945.

"El calor récord está agravando las severas condiciones de sequía en las que ya se encuentra la región y está afectando especialmente la agricultura, los recursos de los que depende, y la biodiversidad de la zona, con muchas especies autóctonas", señaló Singh, cuyas investigaciones están relacionadas con la crisis climática.

Además, la científica destacó que estas condiciones hacen que tanto personas como animales "corran el riesgo de contraer enfermedades relacionadas con el calor", como deshidrataciones, desmayos o insolaciones.

En total, unas 60 ciudades en el noroeste del Pacífico de Estados Unidos y el oeste de Canadá han registrado elevadas temperaturas.

"Una situación totalmente anómala", señalan expertos

Los riesgos que enfrentan la agricultura y las especies locales de estos tres estados también son "preocupantes" para el científico medioambiental Ricardo Álvarez, de la consultora Mitigat, que consideró que la actual situación "es totalmente anómala y no responde a los patrones de variabilidad".

"La cúpula de calor tiene un impacto en la agricultura, ya que provoca una deshidratación significativa de las plantas y el suelo, además de comprometer las fuentes de agua, lo que tendrá efectos en la cadena productiva", recalcó el investigador.

Según su opinión, si este fenómeno sigue repitiéndose, el sector agrícola en California, Oregón y el estado de Washington "se verá forzado a explorar la sustitución de cultivos".

Osos, linces y coyotes, entre las especies que peligran 

Las especies autóctonas en estos estados, como osos negros, linces y coyotes, entre muchas otras, también sufren en estos momentos el impacto que esta ola de calor está teniendo en varias decenas de incendios activos.

Según datos de este martes del Departamento de Protección contra Incendios de California, conocido como Cal Fire, los bomberos en el estado dorado se encuentran luchando contra las llamas de tres grandes incendios y otra decena de fuegos menores, que han quemado en conjunto más de 6 mil 300 hectáreas.

El más grande en California en estos momentos, que ha quemado unas 5 mil 400 hectáreas hasta el momento, se encuentra en el condado de Siskiyou, cerca de la frontera con Oregón.

Las llamas del "Incendio de Lava", como lo han bautizado las autoridades, han provocado la evacuación de más de 10 mil residentes por miedo a que lleguen a las zonas residenciales cercanas y, hasta ahora, las tareas de contención han logrado retener el 20% de este incendio.

California vivió en 2020 el peor año de su historia en cuanto a número de incendios y superficie quemada, ya que ardieron más de 4 millones de acres, es decir, más de un millón y medio de hectáreas.

De acuerdo al Cal Fire, el estado sufrió el año pasado más de 9 mil 900 incendios, casi 10 mil 500 estructuras fueron dañadas, y se confirmaron 33 muertes relacionadas con el fuego.

evr

NOTAS MÁS VISTAS