10 pasos para promover autoestima

Trabajar en la construcción de una percepción positiva de sí mismo juega un papel fundamental en la etapa escolar, será base para su desenvolvimiento en el futuro.

Padres de familia a través de la comunicación verbal y no verbal transmiten a sus hijos el concepto de seguridad. (Archivo)

Liliana Yañez

La autoestima es la percepción o concepto que toda persona tiene de sí mismo y está enfocada a la parte emocional, que tiene un origen de desarrollo a partir de los 3 años de edad durante la etapa pre operacional, momento en el que se adquiere la conciencia del ser único, así lo define Ruth Evenezer Torres López, psicóloga del Centro Terapéutico Integral "Impulso" de Torreón.

Torres López explica que el desarrollo de la autoestima en la etapa pre operacional de los niños es de suma importancia, pues es la base para su desenvolvimiento en el entorno familiar, educativo y social, con los padres como actores principales del proceso, pues es a través de la comunicación verbal y no verbal como transmiten a sus hijos el concepto de seguridad que van a llevar toda la vida.

Por el contrario, si los padres no desempeñan un papel adecuado durante el proceso de desarrollo de la autoestima, el concepto o la percepción positiva de los niños sobre sí mismos se altera y podría traer consecuencias negativas en un futuro durante la etapa escolar, y en los ámbitos social y familiar.

GUÍA PARA PADRES DE FAMILIA

El desarrollo de la autoestima se da a una edad temprana, en la que el principal contacto que tienen los niños es con los padres como modelos a seguir, por eso es importante que desde casa se lleven a cabo acciones para que los infantes comiencen a construir confianza y seguridad en sí mismos. A manera de guía, la psicóloga Torres, brinda algunos pasos claves a seguir:

1. Darle responsabilidades a los niños. Una parte de la autoestima se da cuando se les deja una responsabilidad, si juega que levante sus juguetes o que ordene su cuarto, eso hace que los niños se sienta capaces de realizar cosas.

2. Tener congruencia afectiva. Que lo que se dice sea reflejo de lo que se hace, decirle 'te amo' y demostrarlo, si no se crea esa congruencia entre ambas partes, los niños nunca generan la parte del concepto positivo de seguridad.

3. Destacar los logros de los niños. Sellos hacen un dibujo, van y te lo enseñan y buscan que se le reconozca, pero cuando no es así y se les ignora, los niños empiezan a creer que lo que hacen no es positivo y limitan su desarrollo.

4. Darles tiempo de calidad. Los niños necesita que sus padres, o sea sus modelos a seguir más cercanos, tengan tiempo de calidad con ellos, cuando esto pasa, se brinda un prototipo de inspiración de lo que pueden llegar a ser.

5. Evitar comparaciones. Si se compara a los niños con otros iguales, fuera de esforzarse por hacer las cosas mejor, van a dejar de intentarlo, pues se desmotivan al pensar que hay otros niños mejores que ellos.

6. Retroalimentar los errores. Lo ideal es que se retroalimente el error, sostener una plática con ellos, preguntarles qué pasó y solucionarlo juntos, por el contrario cuando se exalta el error, los niños empiezan a tener temor.

7. Elogiarlos. El concepto de sí mismo es parte de canales sensoriales, y un canal sensorial es el auditivo, si se les hacen cumplidos, estos llegan hasta su parte neurológica y quedan registrados hasta que los adoptan como propios y los creen.

8. Acompañarlos a enfrentar sus temores. Cuando los niños escuchan un ruido y tienen miedo hay que tomarlos de la mano, acompañarlos y enseñarles que no pasa nada, eso quita los temores y refuerza su seguridad.

9.  Mantener observación directa con ellos. Tomar cinco minutos y observar a lo que juegan o que caricaturas están viendo. Dedicar tiempo de observación a los niños para saber qué hacen puede ayudar a saber lo que les hace falta.

10. Hablar a su nivel. Si se habla sobre un regaño o sobre algo positivo, los padres deben agacharse al nivel en donde los ojos de ambos estén a la misma altura para que no haya complejo de inferioridad, y así evitar crear ansiedad.

NOTAS MÁS VISTAS