Huawei ejerce un estilo único de liderazgo

La firma adoptó técnicas de gestión occidental, sin perder la disciplina característica de países de oriente

La industria de las telecomunicaciones china fue la primera en internacionalizarse. (Cortesía)

Fernando Santillanes

A finales de los 80, Ren Zhengfei –quien entonces tenía 44 años– fundó Huawei como una empresa comercializadora de equipos de telecomunicaciones con la intención de convertirse en la columna vertebral de la industria de las comunicaciones de China. Actualmente, atiende a un tercio de la población mundial desempeñándose como una de las compañías más importantes en materia de innovación y tecnología.

¿Qué es liderazgo desde la perspectiva de Huawei?

En la firma permea en todas sus líneas la idea de un Liderazgo Inteligente, donde la tarea principal de un líder es desarrollar las mejores condiciones posibles para que los demás puedan aprovechar al máximo la creatividad y la innovación. Desde la visión de Huawei, los líderes más efectivos son aquellos que saben de lo que son capaces y, debido a este conocimiento, se caracterizan por caminar al frente, son curiosos y no reacios al riesgo, pero que sobre todo saben cuándo es momento de ejecutar y cuándo son tiempos de esperar.

Es así como el gigante tecnológico ha aprendido y comprendido que toda organización necesita un liderazgo fuerte y sabio que funja como catalizador, con la fuerza de reunir a todos los demás elementos organizacionales. Reconoce que un buen líder es aquel que es capaz de transmitir a sus colaboradores el propósito que ellos y la compañía deberán alcanzar.

Esto resume poco más de tres décadas de innovación y creatividad. En palabras de su fundador: “sin autocrítica, no se escuchan cuidadosamente las necesidades de los clientes”.

“No diriges apuntando y diciéndole a la gente un lugar a dónde ir. Diriges yendo a ese lugar y argumentando a favor de ello”: Ren Zhengfei, Fundador de Huawei. (Cortesía)


Como es sabido, el sector de telecomunicaciones fue la primera industria china en salir y batirse en un duelo con los gigantes mundiales; para ello, la compañía comprendió la importancia de aprender y adoptar técnicas de gestión occidental, preservando su cultura y disciplina oriental, y, sobre todo, la importancia de tener empatía con las sociedades donde actualmente colabora.

Para Huawei el talento humano se ha convertido en el mayor activo, por ello ha implementado un principio de equidad basado en la idea de que éste solamente se alcanza si las ganancias se comparten sobre la base de la contribución: 80 mil de los 190 mil colaboradores fungen como accionistas. Todos se motivan de mejor manera si trabajan para una compañía que en parte es suya.


Desde la óptica de la empresa, resulta vital contar con una actitud de aceptación con los desacuerdos. Hoy en día existe un reconocimiento con las diferencias, un compromiso con los objetivos y una plataforma diseñada para que todos los colaboradores en el mundo puedan desarrollar al máximo su talento.

Huawei lidera una cultura organizacional autocrítica, para evitar de esa forma la acumulación de entropía, medida que le ha permitido ser artífice en poco tiempo de grandes cambios que promueven el desarrollo sostenible de la organización. Hoy en día es reconocido como un gigante tecnológico con espíritu innovador, una compañía de alcance global cuyo objetivo es brindar mejores experiencias de vida en cada rincón del mundo, ayudando a personas y organizaciones a ser más exitosos.



RRR


NOTAS MÁS VISTAS