Avanza Lago de Texcoco en recuperación de agua y vida

A casi un año y medio de la declaratoria de protección del lago, la recuperación de los cuerpos de agua ya se nota.

Las acciones impulsadas por el personal de la Conanp se enfocan fuera del polígono (Foto: Ariana Pérez)
Fanny Miranda
Estado de México /

Así como dicen que “el agua tiene memoria”, los terrenos salitrosos del vaso de Texcoco –que por años han sido desecados–, han vuelto a llenarse de vida. 

El relicto del gran Lago de Texcoco, sobrevive al oriente del Valle de México, tras la cancelación del proyecto aeroportuario del ex presidente Peña Nieto, y la posterior implementación de un plan para recuperar el agua, a través del decreto como área natural protegida, hace casi año y medio.

El relicto del gran Lago de Texcoco, sobrevive al oriente del Valle de México (Foto: Ariana Pérez)

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) estima que del lago donde floreció la Gran Tenochtitlán, solo queda el 1.6 por ciento; por lo que esta administración se planteó frenar la desecación que se ha dado desde la época colonial y recuperar los humedales, a través del decreto como Área de Protección de Recursos Naturales (APRN) Lago de Texcoco, declarado el 22 marzo de 2022.

“La superficie original era alrededor de 114 mil hectáreas aproximadamente, en el caso de nosotros es una pequeña porción de 14 mil 033 hectáreas que comprende nuestra área natural protegida, donde hemos implementado diferentes acciones para la recuperación, que se han venido haciendo de la mano de las comunidades, de localidades aledañas al área, principalmente de los municipios de Texcoco, Atenco y una pequeña porción de Chimalhuacán”, dijo Gabriela González, directora del APRN Lago de Texcoco, en entrevista con MILENIO.

El gran Lago de Texcoco se extendía hasta Xochimilco, Chalco, y Zumpango, “era un lago sumamente grande, ahora quedan tres relictos que son los que tenemos en esta área natural protegida, que es la Laguna Xalapango, la Ciénega de San Juan y el lago Nabor Carrillo”, señaló Walton Estrada, subdirector del área natural protegida, durante un recorrido.

A casi un año y medio de la declaratoria de protección del lago, la recuperación de los cuerpos de agua ya se nota y con ello el aumento de la presencia de aves tanto residentes como migratorias, que utilizan estos sitios como sitio de alimentación, refugio y reproducción. La Conanp estima que la pasada época migratoria, 350 mil aves de 200 especies diferentes, llegaron a refugiarse en estos cuerpos de agua.

El área protegida abarca cinco municipios del Estado de México: Texcoco, Atenco, Chimalhuacán, Ecatepec y Nezahualcóyotl, donde se busca recuperar y proteger al menos, 10 mil héctareas del vaso hídrico, con el apoyo de las comunidades. El plan es que el agua de los los nueve ríos del Oriente del Valle de México –San Juan Teotihuacán, Papalotla, Xalapango, Coxcacoaco, Texcoco, Chapingo, San Bernardino, Santa Mónica y Coatepec–, vuelvan a desembocar aquí. De entrada, se han construido bordos para evitar el drenado y recuperar los espejos de agua.

“Muchas de las obras estaban enfocadas a sacar el agua, entonces justo es cómo revertir todas esas obras para que en lugar de que se continúe digamos expulsando el agua, se mantenga en el sitio. Entonces se han hecho diversas obras para la recuperación de los espejos de agua, con la conformación de algunos bordos con los materiales propios del área”, dijo la directora Gabriela González.

Las acciones impulsadas por el personal de la Conanp se enfocan fuera del polígono donde se pretendía construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), y donde ahora se desarrolla el denominado Parque Ecológico del Lago de Texcoco (PELT), que sigue resguardado con la valla perimetral de aquel proyecto aeroportuario, por lo que no se puede acceder sin el permiso de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“Estos cuerpos de agua abarcaban una gran extensión, ahora tenemos el polígono del Parque Ecológico de Texcoco, con la barda que está fraccionado, la intención es que allá adentro vuelvan a recuperarse cuerpos de agua, se está teniendo un proyecto para inundar esos polígonos y que vuelva a resurgir la biodiversidad y que lo ocupen las aves migratorias y que lo ocupen las especies como los peces, como los insectos y que vuelva a restablecerse el ecosistema”.

Fuera de ese pológono, la gente local participa en acciones para la conservación encabezadas por la Conanp, se han formado algunas brigadas para realizar el manejo de lirio acuático que prolifera en la Laguna de Xalapango, por ejemplo; así como para vigilancia y monitoreo comunitario.

“Estamos trabajando desde el año pasado con al menos siete brigadas de vigilancia y monitoreo, con los rondines nos han ayudado a reducir también ílicitos ambientales, como los tiros de basura; también teníamos registrados algunos incendios y se implementó una brigada de manejo del fuego para ir reduciéndose”.

El área protegida abarca cinco municipios del Estado de México (Foto: Ariana Pérez)

Amenazas

El crecimiento de la mancha urbana es la principales amenazas a esta área protegida, donde constantemente se identifica la lotificación de predios, destacó Gabriela González, directora del APRN.

“Tenemos una buena parte de ecosistemas de pastizales y zonas agrícolas; sin embargo, la presión por el crecimiento urbano es es importante, tenemos temas de algunas lotificaciones en determinados sitios que nosotros y los mismos ejidos representa una amenaza el que continúe la construcción masiva de casas”.

Asimismo, resaltó que otra amenaza es la contaminación del agua y tierra, debido al uso de agroquímico, por lo que se está trabajando en programas de subsidio para la conversión productiva a sistemas amigables con el medio ambientem y la eliminación del uso de agroquímicos.

“Es una zona en la que particularmente tenemos cultivos de maíz, hortalizas, donde para nosotros también es importante el irlos trabajando con técnicas amigables al medio ambiente, y que podamos consumir también alimentos sanos”, resaltó.

Caza de aves

Del 24 de Julio al 24 de agosto, la Conanp inició el proceso de consulta pública para presentar a la gente de comunidad el proyecto del Programa de Manejo que es el instrumento rector de planeación y regulación que establece las actividades, acciones y lineamientos básicos para el manejo y la administración del área natural protegida respectiva.

En esta zona lacustre aún existen familias que realizan cacería de patos para consumo local; sin embargo, se trata de una actividad que deben regular debido a que se ha identificado durante la época de reproducción de las aves; además de regular el manejo del fuego que comúnmente se hace en la zonas de pastoreo y reducir la quema de basura.

El gran Lago de Texcoco se extendía hasta Xochimilco, Chalco, y Zumpango (Foto: Ariana Pérez)
“Estamos buscando alternativas porque sabemos que hay algunas familias, particularmente de la zona de Santa Rosa en la que hacen esos aprovechamientos tradicionales, pero también hemos identificado algunas actividades de caza, desafortunadamente en las temporadas de reproducción, es una de las cosas que sí tendríamos que estar cuidando, incluso el tema del fuego”.

Asimismo, la funcionaria resaltó que estos humedales proveen a la comunidad, ya que algunos aprovechamientos que se realizan son de tequesquite o la llamada sal de tierra, así como el ahuautle – o huevos de mosco–, además del alga espirulina, “que son algunas actividades que por años se han dedicado”.


HCM


LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.