El 92.5% de las muertes por influenza en México se debió a la falta de vacunación

La influenza aumenta el riesgo cardiovascular de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral

Después de una infección por influenza, el riesgo de tener un ataque cardiaco aumenta 10 veces. Shutterstock

Denisse Sandoval

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus de la influenza provoca de 290 a 650 mil muertes anuales en todo el mundo. En México, durante la última temporada (2018-2019) se registraron 811 defunciones, y en el 92.5% de los casos, las personas no se habían vacunado.

Esta enfermedad, de fácil transmisión (al toser, estornudar o hablar), afecta el tracto respiratorio (nariz, garganta y pulmones). Sus principales síntomas son fiebre alta (mayor a 39ºC), tos (generalmente seca) que puede durar dos semanas o más, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, así como intenso malestar y abundante secreción nasal.

Las poblaciones con mayor riesgo son las personas con obesidad, diabetes, mayores de 60 años, mujeres embarazadas, personal de salud y niños a partir de los seis meses de edad.

Una de las afectaciones más graves por influenza es su relación con los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Dentro del marco del Día Mundial del Corazón, a través de la videoconferencia "El futuro de un corazón sano en tiempos de covid-19", se informó que la  World Heart Federation advierte que  después de una infección por influenza, el riesgo de tener un ataque cardiaco aumenta 10 veces. Incluso, hasta dos meses después de haber contraído la enfermedad, los adultos mayores tienen más probabilidades de sufrir un derrame cerebral.

Por eso es fundamental considerar la preexistencia de enfermedades relacionadas con el corazón para procurar el cuidado ante este virus.

La recomendación más clara de prevención es implementar el esquema de vacunación anual al inicio de cada temporada, en los meses de octubre o noviembre, ya que es la medida más eficaz para combatir esta enfermedad estacional.

Además de la vacuna, hay que estar atentos de los síntomas para acudir al médico si se detecta una progresión de los mismos.

​RRR


NOTAS MÁS VISTAS