Agricultores deben modernizar sus prácticas para crecer

Milenio Foros

A través de la tecnología, los productores comerciales de maíz pueden incrementar hasta 20% su rentabilidad.

Con tecnología para gestionar las granjas, los rendimientos del campo pueden incrementarse más de 70% (Shutterstock).

Emiliano González Islas

La agricultura requiere de soluciones cada vez más especializadas para enfrentar fenómenos como el cambio climático, las sequías y la pérdida de cultivos. Con tecnología para gestionar las granjas, los rendimientos del campo pueden incrementarse más de 70%, lo que representa un aumento de 240,000 millones de dólares (mdd) en el valor global de los cultivos, según el informe de Goldman Sachs Precision Farming: Cheating Malthus with Digital Agriculture.

Consciente de estas necesidades, la startup sinaloense Luxelare utiliza drones, satélites y estaciones meteorológicas para brindar información a los agricultores mexicanos e impulsar prácticas sostenibles, que les permitan tener productos de mayor valor y negocios más rentables.


“El productor agrícola debe diversificar sus riesgos en tres vertientes: los cultivos, la temporalidad y las regiones; debe tener las herramientas y la información para hacer frente a estos riesgos”, dice Julio López, CEO de Luxelare.

Actualmente, la empresa monitorea más de 200,000 hectáreas todos los días e impacta a más de 2,000 trabajadores del campo en el país. López dice que la tecnología no es solo para los agricultores comerciales, sino también para los pequeños productores. “Muchos dicen que es muy caro, pero si hacen los números, es mucho más costoso el gap entre las prácticas actuales y las que necesitan para ser rentables”.

El directivo pone el ejemplo de un agricultor de maíz comercial, cuya rentabilidad promedio en un esquema de agricultura tradicional es de entre 20 y 25%. “En un esquema digital, se puede lograr entre 40 y 45% de rentabilidad”, explica López.

Sin embargo, añade que se requieren políticas públicas y financieras para llevar la tecnología a un mayor número de productores. “Es un tema cultural, que el agricultor se despoje de las prácticas tradicionales y adquiera estas nuevas maneras de hacer agricultura, ese es el reto hoy en día”, concluye López.


NOTAS MÁS VISTAS