En este periodo de descanso, fomenta la memoria de los niños

En la memoria se almacena información de todo aquello que se aprende en el transcurso de la vida, pero es importante estimularla para ayudar a un mejor desarrollo de los pequeños

Los rompecabezas además de ser una forma de entretenimiento, ayudan a fomentar la memoria. Foto: master1305

Claudia Luévano

"La memoria nos acompaña desde el momento del nacimiento y se convierte en una herramienta en la que interviene la inteligencia, la percepción y la afectividad", explica la docente Ana Fabiola María Vázquez Güerenga.

Para la maestra de tercer año de primaria, la memoria es el modo en el que almacenamos información, la codificamos y registramos, los cual nos ayuda a madurar. "Los primeros recuerdos se van enlazando cuando aprendemos a hablar, los seres humanos nos basamos en la memoria sensorial que es de las primeras cosas que vamos aprendiendo mediante los sentidos siendo el tacto el primero que se desarrolla, posteriormente la vista y el oído".

Menciona que la memoria depende de nuestra capacidad de observación, "el ver y oír nos proporciona una entrada a un aprendizaje memorístico, nos ayuda a retener información, las rutinas son importantes para la memoria, así como seguir una serie de pasos".

Afirma que una forma de rutina es cuando cantamos determinadas coplas a los niños y poco a poco la van memorizando, así como los cuentos. "En la parte afectiva lo que ayuda son los elogios, ir sembrando en ellos que pueden y tienen la capacidad así como el potencial de realizar ciertas actividades, recordemos que lo que creemos nos ayuda a poder lograr todas las cosas, la atención es mejor cuando se tiene ese interés por aprender".

Explica que de los tres a los seis años empezamos con la memoria sensorial, que es la inmediata, lo que sentimos, olemos y escuchamos nos ayuda a guardar a corto plazo. Después está la memoria a largo plazo que requiere un poco más de atención, esa información la guardamos de manera inconsciente y se saca cuando se presenta una situación.

Entre los seis y 10 años se va por esa memorización por estímulos y lo que los niños van guardando y seleccionando por intereses, "como maestra lo que busco es que el niño aprenda y mostrarle ese aprendizaje de una manera atractiva para que pueda asimilar y guardar".

Recalca que es muy importante que durante el horario de estudio, se quite todo tipo de distractores a los niños, por ejemplo, cuando está haciendo la tarea se recomienda que sea un mismo lugar y sin ruido porque de lo contrario la atención del niño se va a ir hacia otras cosas y no hacia lo que se desea se enfoque.

Vázquez Güerenga dice que la memoria la podemos alimentar de varias formas, una de ellas es a través de canciones infantiles, "a muchos niños les enseñaron las tablas de multiplicar con canciones o con seriación y eso les ayudó a que fuera más fácil".

Otra forma es con la lectura de cuentos ya que les ayuda a memorizar quienes son los personajes, también los rompecabezas ya que estimulan las áreas del cerebro y a desarrollar esa motricidad fina que se asocia con imágenes y colores.

Una opción más es el juego de armar parejas que se conoce como Memoria, este es para todas las edades , el dominó, así como el ajedrez y el juegos de cartas. "Algo que es bien importante para estimular la memoria es la alimentación y los periodos de descanso para tener su cerebro al 100%. Así como el consumir agua y dejar de lado las bebidas azucaradas, sobre todo los primeros ocho años de vida", concluyó.

NOTAS MÁS VISTAS