Los juguetes, herramientas básicas en tiempos de pandemia

Edición Fin de Semana

Dos expertos en educación y en psicología infantil destacan la importancia de los objetos físicos para el desarrollo y la socialización de los pequeños durante el aislamiento que vivimos.

Los juguetes son importantes como generadores de emociones en el entorno familiar. (Especial)

Adriana Jiménez Rivera

El arribo de los Reyes Magos y su cargamento de juguetes como premio a los chicos que se han portado bien está por producirse, por lo que expertos en el desarrollo de los niños comparten sus comentarios respecto al rol que tiene el juego en los pequeños, especialmente en el contexto de la pandemia que estamos viviendo, y que ha cambiado 180 grados las rutinas de las familias en el mundo.

“Los juguetes tienen una función súper importante en el desarrollo de los niños, porque a través de ellos comprenden y asimilan mejor el mundo que les rodea; por lo que en la cuarentena se han convertido en una herramienta muy valiosa para sustituir la socialización que realizan dentro de las aulas. Y ante la falta de esos tiempos de escuela toca a los padres tratar de subsanar ese tipo de situaciones que están atravesando nuestros pequeños como buenos guerreros”, expresó Jessica Sánchez, experta en Ciencias de la Educación y Educación Preescolar, quien colabora con Spin Master, compañía líder en entretenimiento infantil.
“El juego también es una válvula de escape, el juego simbólico no solo proyecta en una forma inconsciente sus necesidades, sus gustos, también proyecta sus frustraciones. Si observas a tu hijo jugando, te vas a dar cuenta de sus intereses, sus habilidades y hasta de sus enojos; de ahí que se convierta en una herramienta para conocerlo más y, por ende, fortalecer la relación y los vínculos que tenemos con ellos, especialmente en esta situación en la que estamos con ellos 24/7”, añadió la especialista, quien destaca que el aislamiento ha provocado que el desarrollo de los niños se produzca en un entorno diferente, por la constante relación que tienen padres e hijos.

“Como papás se nos está haciendo caótico administrar los tiempos”, reconoce la especialista; sin embargo, destaca que la prioridad es darles tiempo de calidad y brindarles las herramientas necesarias para fortalecer el vínculo familiar.

Zaid López, psicólogo y psicoanalista infantil, quien también colabora con Spin Master, coincide en que 2020 fue un año histórico para la niñez mexicana y en que la importancia de los juguetes es fundamental y máxime en esta temporada, “por lo que regalar un juguete va más allá de entregar diversión, consiste en seleccionar las mejores opciones que estimulen las habilidades necesarias para el desarrollo integral, no solo de los niños, sino de todos los miembros de la familia”.

El experto destaca la importancia de los juguetes como generadores de emociones en el entorno familiar, especialmente en la pandemia que vivimos, pues la convivencia se ha tornado diferente por ser constante durante tanto tiempo.

“Hoy la realidad en los hogares es otra, las tensiones están a flor de piel, entonces se puede hacer uso de distracciones que nos ayuden a sobrellevar esa situación. Una opción son los juegos de mesa, porque pueden involucrar a toda la familia y eso, además de crear una empatía en todo el núcleo, también permite la sana convivencia a través de la competencia y diversión”, dijo el experto.

El efecto covid-19 ha provocado que los tiempos que los niños dedican al juego se modifiquen, y en ese sentido Jessica Sánchez destaca que “a nivel personal y como mamá prefiero que mi hijo esté lo menos posible frente a una pantalla; para mí, también como experta, es mejor que se distraiga con un juguete que estimule su creatividad y potencialice sus habilidades”.

Diversión y tecnología

En torno a la influencia que tienen los dispositivos electrónicos en los infantes y el desplazamiento que han dado a los juguetes como medio de entretenimiento, los expertos destacaron que hoy en día los niños tienen habilidades muy desarrolladas para la tecnología, por lo que lejos de competir, debe encontrarse un equilibrio entre ambas herramientas.

Los juguetes y el celular deben tener un equilibrio, considerando que los pequeños de hoy tienen habilidades especiales para dominar la tecnología, pero siempre bajo el cuidado de sus padres, y sin que los juguetes físicos, que son los que ayudan a desarrollar actividades de forma natural, sean desplazados”, expresó el psicólogo.

El juguete físico tiene la capacidad de despertar una sensación o emoción, incluso habilidad; a partir del tacto, el niño reconoce una figura, su accionar o las características del juguete a través de sus sentidos, mientras que el celular ofrece otra forma de esparcimiento, pero donde los sentidos juegan otro rol. Actualmente hay muchos niños que están creciendo sin jugar, sin interactuar, y es una característica importante para el desarrollo emocional psíquico; entonces, lo fundamental es que ambas propuestas se complementen, aunque, insisto, el juguete físico es elemental en el desarrollo de un niño”.

La experta infantil coincide: “Yo tampoco creo que compitan, más bien siento que se complementan, porque es un hecho que nuestros niños son nativos digitales, que dominan la tecnología, ya sea en el celular o en los aparatos que tienen a su alcance en el día a día, pero sí debe haber un equilibrio, todo exceso es malo; hay que tratar de que nuestros niños lleguen al equilibrio entre la elección por tecnología y el juego libre, simbólico, con juguetes que generan un mayor desarrollo para sus habilidades”.

yhc

NOTAS MÁS VISTAS